Un vigilante jurado es el presunto autor de la muerte del ciudadano chino de Almendralejo

Vive en Torremejía y la Guardia Civil ha encontrado la escopeta Los investigadores creen que el móvil de la muerte fue el robo

REDACCIÓN
Escopetas intervenidas./ HOY/
Escopetas intervenidas./ HOY

Juan Antonio C.P., de 32 años de edad y vecino de Torremejía, ha sido detenido por la Guardia Civil como presunto autor del homicidio que le costó la vida hace dos meses a un ciudadano chino que trabajaba como repartidor en un restaurante de comida china existente en Almendralejo. La víctima fue contrada con un disparo de escopeta en la cabeza. La nota difundida ayer por la Delegación del Gobierno ha explicado que el arresto se llevó a cabo en Almendralejo, localidad que apenas dista 10 kilómetros de Torremejía. Sólo ha trascendido que los agentes de la Guardia Civil han hallado en su domicilio de Torremejía y en un solar próximo a esta vivienda el arma homicida y otras cuatro escopetas de caza propiedad del detenido y de su padre. «También han sido obtenidas pruebas que lo implican directamente en la comisión del crimen». De momento se conocen pocos datos de la investigación, pero sí se sabe que el móvil de ese homicidio fue el robo. Igualmente parece confirmarse que tanto la víctima como el presunto causante de la muerte eran jugadores habituales, por lo que se conocían con anterioridad a ese hecho. La Guardia Civil ha recordado que la muerte del ciudadano chino A. CH., de 34 años de edad, ocurrió el 21 de noviembre en la pista conocida como 'Las Chivillas', que se encuentra en el término municipal de Almendralejo, cerca de la carretera que une esta localidad con Arroyo de San Serván. Tanto las diligencias como el detenido han sido puestos a disposición de los juzgados de Instrucción de Almendralejo que se está haciendo cargo del caso. Sorpresa La detención de Juan Antonio C.P. ha causado una enorme sorpresa entre sus vecinos, que definen al presunto autor del homicidio como una persona correcta y perfectamente integrada que jamás se había metido en problemas. Igualmente confirmaron que está casado y trabaja como vigilante de una empresa de seguridad que también se ha visto sorprendida por su presunta implicación en este homicidio.