El futuro Museo de Bellas Artes rebajaría una planta

La concesión de licencia de obra depende de una tercera altura y de acristalar o no la fachada

REDACCIÓN
Solar visto desde la calle Duque de San Germán del casco antiguo, junto al museo actual./ HOY/
Solar visto desde la calle Duque de San Germán del casco antiguo, junto al museo actual./ HOY

El Ayuntamiento de Badajoz y la Diputación van acercando posturas respecto al proyecto de ampliación del Museo de Bellas Artes, ya que la institución provincial y promotora del proyecto aceptaría rebajar una altura si fuera necesario, aunque esto dependerá de los técnicos municipales. Como se sabe, había que dirimir si el proyecto elegido, de corte moderno, se adapta al entorno de la plaza de la Soledad. Esta cuestión tenía bloqueada la concesión de licencia de obra por parte del Ayuntamiento, que no deseaba incurrir en ninguna ilegalidad. Tras los contactos entre técnicos municipales y de la Diputación, se acordó redefinir cuestiones relativas a la edificabilidad, la altura y el acabado de la fachada en vidrio. En el primer punto ya no hay problemas, según Nela Rojas, directora del Área de Fomento de la Diputación. Respecto a la altura -explica- no había acuerdo por diferentes interpretaciones, ya que según el nuevo Plan General Municipal y el Plan Especial para el Casco Antiguo la tercera planta sólo se permite si es para uso residencial, pero la Diputación solicita acogerse a que si se permite para uso privado debería hacerse para uso público con más motivo, por lo que deja el asunto en una interpretación jurídica. En cuanto a la fachada con acabado acristalado, la norma obliga a justificar el empleo de este material. En este caso, los técnicos de la Diputación basan sus argumentos en la permeabilidad, a hacer más transparente la zona y apelan detalladamente a los muchos museos en cascos históricos que usan este recubrimiento. Según Nela rojas, hay un mes de plazo para aceptar o rechazar las alegaciones, «y en el fondo lo que todos queremos es estar de acuerdo y que el proyecto sea viable. En cualquier caso, nadie adopta posturas radicales y ahora estamos mucho más cerca que hace unos meses». Antecedentes El proyecto de ampliación del Museo de Bellas Artes afecta a las calles Duque de San Germán y Francisco Pizarro. Los arquitectos son Antonio Álvarez Cienfuegos y Emilio Delgado Martos, cuya propuesta salió ganadora por concurso de entre otras diez ideas. Fue la asociación Amigos de Badajoz la que se opuso a un proyecto de estética moderna en un espacio que consideran emblemático y tradicional como es la plaza de la Soledad. La polémica surgida el año pasado con el edificio del cubo en Bibliotecnomía, junto a La Alcazaba árabe y que finalmente se estimó que era imposible derribar, alertó al colectivo sobre propuestas arquitectónicas similares.

Fotos

Vídeos