Juan Calderón publica su primer libro de cuentos fantásticos

Tras la poesía y el teatro, este creador nacido en Alburquerque ha reunido una serie de narraciones cortas con connotaciones de realismo mágico

MERCEDES BARRADO TIMÓN

Primero fue la poesía y más tarde el teatro, a los que ha dedicado muchos años de su energía creadora. Pero ahora, además, Juan Calderón Matador (Alburquerque, 1952) ha publicado un libro de cuentos que se adscribe a las reglas del realismo mágico y de la literatura fantástica en general. 'La noche que murió Paca la Tuerta' (Ediciones Cardeñoso, 2008) es el título del libro y es también el primer cuento de esta serie de pequeñas narraciones que ofrecen una lectura fácil, impregnada de humor, a veces de ternura y en muchas ocasiones de socarronería. Son trucos estilísticos con los que el autor asegura buscar una válvula de escape para una temática que casi siempre ha mantenido cercana a las preocupaciones sociales y la creación dramática. Juan Calderón Matador ha sido conocido fundamentalmente por su poesía lírica, aunque su primera dedicación creadora fue la narrativa y con ella ganó diversos certámenes regionales en los años 1971, 1972 y 1973. «La poesía tomó luego más protagonismo», como él mismo explica, pero sin abandonar la prosa y, de hecho, varios de los cuentos de este libro datan de los años 90. Juan Calderón esperó a construir un material homogéneo para dar a la imprenta este volumen que ha sido editado por Ediciones Cardeñoso. Es ésta una editorial de Vigo que ha colocado en la portada una acuarela del propio autor, que también se ha desempeñado en el mundo de la pintura y fue director durante un tiempo de una galería de arte madrileña. Juan Calderón aclara que la mujer rubia de la portada no es Paca La Tuerta aunque pudiera parecerlo, pues el cuadro ya se había exhibido con anterioridad a la publicación del libro. El material narrativo que tiene acumulado el autor hasta ahora alcanzaría para otros dos volúmenes más y Calderón se ha propuesto editar estos en Extremadura en el futuro. Estos cuentos «están muy trabajados», aunque como poeta reconoce Juan Calderón que el lenguaje de la poesía es más exigente. Ni siquiera en ese género ha abandonado el buen humor y no renunció al divertimento, presente en algunos sonetos jocosos que eran muy celebrados por el público cuando ofrecía recitales. Teatro Juan Calderón es en estos momentos un prejubilado de la Banca pero eso no es para él sinónimo de inactividad. «Voy a seguir con todo», asegura el escritor que ha hecho teatro con especial dedicación a lo niños y también estuvo en televisión. Ahora piensa centrarse en la literatura, aunque recuerda con un poco de nostalgia los años en que hacía teatro para niños de lunes a viernes con su compañía propia en el Parque de Atracciones de Madrid. Las canciones de aquellos espectáculos fueron incluso grabadas en disco. Tiene cuatro obras estrenadas para niños y otras para público adulto que no han llegado a los circuitos comerciales. Calderón ratifica las dificultades de muchos autores teatrales («España es un país de creadores») para acceder a la dificultosa industria del teatro español y espera que su libro de cuentos tenga mejor salida que la poesía y el teatro. Los personajes femeninos tienen un predicamento abrumador en esta obra y es que Juan Calderón cree conocer de una manera especial a las mujeres después de haber disfrutado de un matriarcado familiar que incluye a su abuela, madre, tía y a dos primas. Del mundo En sus narraciones se equilibran el mundo rural anclado en el Alburquerque de su infancia y el ambiente urbano del Madrid en el que vive desde hace 32 años. «Yo soy del mundo. Me gusta todo», dice para acotar el área de interés de su trabajo artístico.