Monago, nuevo presidente del PP, da un paso al centro y dice que el PER es necesario

El congreso regional del partido le da la victoria con un 89,38 por ciento de los votos. Piensa ganar las próximas elecciones pero sólo estaría ocho años de presidente de la Junta

J. L. AROCA
El nuevo presidente pide a los afiliados trabajo y cercanía con el ciudadano. / J. M. ROMERO/
El nuevo presidente pide a los afiliados trabajo y cercanía con el ciudadano. / J. M. ROMERO

José Antonio Monago Terraza es desde ayer por la tarde nuevo presidente regional del Partido Popular y quiere llevarlo al centro con reconocimientos como que el Plan de Empleo Rural (PER) es «necesario» en Extremadura, además del sí a la refinería que adelantó a este diario días atrás. Monago fue elegido por 387 votos, el 89,38 por ciento, en el décimo congreso del partido celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Mérida; no había otro candidato. Hubo 43 votos en blanco (el 9,93 por ciento) y tres nulos. El hasta ahora teniente de alcalde de Badajoz reconoció errores como el que en su día, mediante el «decretazo», quiso dar un golpe desde el Gobierno nacional del PP al Plan de Empleo Rural. Congreso apacible El encuentro popular, que ha estado precedido de semanas de tensión por la aparición de otros tres precandidatos, se desarrolló a lo largo del día con una placidez absoluta. Dos de los pretendientes, el ex alcalde de Mérida Pedro Acedo, y el ex alcalde de La Zarza Antonio Guerrero, tomaron parte como compromisarios, no así el actual alcalde de Navalmoral, Rafael Mateos. Acedo fue el único voto discordante, mediante la abstención, en el escrutinio de opiniones sobre la gestión de la ejecutiva saliente que ha presidido Carlos Floriano. José Antonio Monago proclamó ante los militantes -los compromisarios eran 528 pero sólo ejercieron su voto 433- que piensa ganar las próximas elecciones a la Presidencia de la Junta, y no se va a conformar con trabajar los dos años y medio que quedan para preparar la siguiente cita que sería la del 2015. En su opinión el partido está formado por ciudadanos de a pie que trabajan a diario, y capaces por tanto de ofrecer al electorado extremeño unas propuestas que pueden ser votadas. No a la resignación Advirtió que la resignación no es la seña de identidad del PP extremeño a pesar de que, reconoce como autocrítica, llevan 25 años perdiendo las elecciones regionales. Hay que estar muy cerca de los ciudadanos y hablar con ellos de los verdaderos problemas.Para darle la vuelta a los resultados electorales es imprescindible trabajar más en los pueblos y empezar a ganar alcaldías para a partir de ahí dar el salto a la Junta. «Sólo ganando en los pueblos ganaremos Extremadura, y lo vamos hacer porque la región no es ni ha sido nunca socialista». Trabajo, trabajo y trabajo, va a exigir. En primer lugar a los cargos públicos populares que cobran por ello, sobre los que habrá un mayor control y exigencia de resultados. Si gana las elecciones autonómicas solo admitiría estar ocho años en el cargo. En vez de vivir en la residencia oficial lo haría en su propio domicilio. El nuevo presidente regional del Partido Popular se acordó en sus discursos de los otros tres aspirantes al cargo que se quedaron en el camino por no haber reunido los avales suficientes. Apoyo de los rivales «Mi respeto», dijo, «a los que iniciaron la carrera; es más lo que nos une que lo que nos separa, esta es su casa y en ella les pido que sigan por el bien del partido y de Extremadura. Pedro Acedo da «un voto de confianza a Monago y vamos a ver si el cambio que anuncia se hace realidad. Yo no voy a contribuir a que no haya ilusión; el PP es mi casa, he sido crítico pero partir de hoy ayudaré en lo que pueda al partido para ganar las elecciones». Seguirá peleando sin embargo para que «la mayoría de militantes de verdad puedan decidir quién es su presidente, no un grupo pequeñito de compromisarios», aseguró De la refinería «sigo pensando que no nos interesa a los extremeños en ese sitio donde la van a poner». El otro precandidato que se acercó hasta el congreso manifestó que la clave en política es «la confianza que se transmita». Un discurso que no genere confianza «no vale de nada», y el paso hacia el centro «tiene que ser más de comportamiento y de personas que de discurso; no creo que el giro al centro sea real por lo que he escuchado. De aquí a las elecciones veremos si es verdad y se traduce en resultados». «Quiero que las cosas se reconduzcan, que este partido ilusione, transmita optimismo, se lo deseo y doy mi apoyo en ese sentido al nuevo presidente, no para otra cosa, no un cheque en blanco. Espero que las expectativas que a lo largo de la campaña se han despertado sean ciertas, reales, palpables por la sociedad, y que eso se traduzca en términos electorales».

Fotos

Vídeos