Mudanza a la fuerza

El Extremadura Femenino, fruto de la fusión entre el Puebla y Las Mercedes de Almendralejo, que jugará en el Francisco de la Hera, comienza mañana domingo otro curso más entre las grandes

ANA Mª GRAGERA V.

Deudas, deudas y más deudas. Ese era el principal problema del C.F. Puebla, el equipo de fútbol femenino de Puebla de la Calzada; hasta ahora, el único conjunto extremeño que había jugado en SuperLiga. Desde mañana, el único que la ha ganado, lo hizo en la temporada 1999/2000, ya que a las 12.00 horas debuta en San Sebastián el Extremadura Femenino C.F., el equipo fruto de la fusión entre el Puebla y Las Mercedes de Almendralejo.

La historia del modesto Puebla ha sido una lucha constante con grandes equipos de toda España. Con el apoyo casi exclusivo de la afición de Puebla de la Calzada, con el grifo de las ayudas públicas abierto al mínimo y con poca repercusión en los medios, el horizonte del Puebla pintaba muy negro desde hace varias temporadas. Con todo y eso, la temporada pasada, las chicas entrenadas por Antonio Contreras acabaron sextas. Pero las deudas apretaban, y antes de que ahogarán, se apostó por la fusión con Las Mercedes como una buena forma de que Extremadura no perdiera una plaza en Superliga.

Las Mercedes se hacen cargo de la deuda del Puebla, pero a cambio recibe todos los derechos del equipo poblanchino. Así, éste como tal desaparece para dar lugar a un nuevo equipo formado casi íntegramente con jugadoras de Las Mercedes y con una directiva exclusivamente almendralejense. Como resultado final de este hermanamiento nace el Extremadura Femenino.

«El Puebla nos propuso la fusión y nosotros aceptamos para que Extremadura no se quedara sin representación en Superliga», afirma el Vicepresidente del Extremadura Femenino, Pedro Hernández, antiguo directivo de Las Mercedes. Para este equipo la fusión con el Puebla supone un ascenso de categoría, ya que de no haber surgido la unión el equipo de Almendralejo jugaría en Primera Nacional. «Para nosotros es un cambio muy importante en todos los aspectos, pero principalmente en el económico y el en organizativo. Subir de categoría implica modificar muchas cosas», cuenta Hernández.

Pocos fichajes

Entre esas modificaciones está la del cambio del terreno de juego. El nuevo equipo se traslada de localidad, dejando atrás su feudo en el Municipal Poblanchino. Ahora es en el histórico campo del Francisco de la Hera donde se jugarán los partidos esta temporada.

Mañana, el Extremadura Femenino debuta en San Sebastián ante la Real Sociedad Femenino, con una plantilla compuesta mayoritariamente por jugadoras que estaban en Las Mercedes la pasada campaña. Sólo Cristiane y Anita continúan en la plantilla procedentes del Puebla. Además, se incorporan dos fichajes internacionales, Enmeline y Cacao. En el banquillo seguirá Juan Cortés, quien lleva siendo varias temporadas entrenador de Las Mercedes en Primera Nacional.

«Esperamos mantener la categoría gracias al entrenador y a la plantilla que tenemos y a los refuerzos que estamos realizando», confirma el vicepresidente. La directiva del Extremadura Femenino tiene claro qué táctica debe seguir para que no les suceda lo mismo que al Puebla con respecto a los problemas económicos. «La baza es el ahorro que pretendemos hacer. El Puebla tenía un equipo competitivo con jugadoras que cobraban bastante, y nosotros vamos a rebajar eso. Nosotros hemos traído a dos internacionales, pero cobrarán poco dinero. Hay que apretarse el cinturón».

Fotos

Vídeos