Los negocios dedicados a los productos de lujo son los que mejor aguantan la crisis

Los usuarios apuestan por esta medida como recurso contra la crisis, según un estudio Una familia gasta una media de 4.115 euros anuales en la alimentación

JULIO CORRALES
Los negocios dedicados a los productos de lujo son los que mejor aguantan la crisis

Cuanto más caro sean los productos o servicios de un negocio, mejor superará su propietario la crisis económica que estos tiempos se vive en España. Y es que, aunque parezca contradictorio, los negocios de la ciudad dedicados al lujo son los que mejor están aguantando este parón en el crecimiento de la economía nacional. Los propietarios de estos establecimientos son conscientes de que los ciudadanos con un alto poder adquisitivo pueden seguir adquiriendo productos de gran valor, por lo que la mayoría de ellos afirman que aún no han notado los efectos de la crisis. Incluso, algunos afirman que con este problema en la economía han aumentado las ventas.

VEHÍCULOS

«La venta de coches de gama alta no ha bajado; ha subido»

Con el paso de los meses y, por tanto, el avance de la crisis, la venta de vehículos en los concesionarios de la ciudad están descendiendo considerablemente. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los vehículos de gama alta. Fernando Ramírez, director comercial de BMW, reconoce que la crisis no la están llevando bien del todo. No obstante, «la caída del mercado realmente no ha sido tan grande para nosotros como para las marcas generalistas», afirma.

Según el director comercial, esto se debe al poder adquisitivo de los consumidores, es decir, una persona con un alto nivel económico puede seguir pagando grandes cantidades por productos que así lo requieren. «Además, nos hemos posicionado bastante bien en los precios, por lo que nuestra gama 'menos alta' se acerca mucho a la marca generalista en este sentido», afirma Ramírez, quien añade que un cliente, al decidir entre una marca generalista y una marca premium, prefiere la premium, y eso es otro factor por el que aumentan las ventas.

Mercedes Benz tampoco ha encontrado hasta el momento grandes dificultades. Ángel Delgado, comercial de la empresa, afirma que «en lo referente a Automoción del Oeste no nos está afectando de una manera preocupante». Sin embargo, lo que sí ha notado esta empresa es la dificultad a la hora de conseguir créditos para los clientes en las entidades bancarias y financieras.

«Tampoco ha disminuido nuestra facturación de vehículos de ocasión. Además, en lo que se refiere a la venta de recambios, ésta ha aumentado y la venta de mano de obra de taller también va a la alza», afirma Delgado.

JOYAS

«Quien siempre ha podido pagar 1.000 euros lo sigue haciendo»

Quizás sean las joyas los productos más representativos del poder económico de una familia. Es lógico pensar que cuando se acercan problemas relacionados con el dinero, las joyerías serán los primeros establecimientos en sufrir este desequilibrio. Sin embargo, los negocios pacenses dedicados a este ámbito no han sufrido aún las consecuencias de este problema. Guadalupe, una de las empleadas de una céntrica joyería afirma que la crisis no se ha hecho notar de momento en su establecimiento. «Las personas que llevan toda la vida pagando 1.000 euros por una compra lo hacen porque pueden y, por lo tanto, la crisis pasa por ellos de forma más leve», afirma esta gemóloga.

ARTE

«Quienes no se han ido a la playa aprovechan para comprar»

Las obras de arte también pertenecen al lote de los productos que más atraen al público de amplios recursos económicos. A pesar de que los propietarios de estos establecimientos aseguran que la crisis se está haciendo notar en sus negocios, la mayoría de ellos están percibiendo algunas formas en la que la caída de la economía les está beneficiando. Así, Miguel Ángel García, encargado de Arte Joven, cree que «las personas que este año no se han ido de vacaciones por ahorrar están aprovechando para adquirir los caprichos que tenían pendientes».

Agustín Gemio es el propietario de Gemio Arte. Él también ha percibido en su negocio que los ciudadanos pacenses están reduciendo sus compras y solamente buscan las ofertas. No obstante, Gemio afirma que «una persona que se compra un cuadro que vale 2.000 euros lo sigue comprando porque esa persona no espera a cobrar 1.000 euros para adquirir un cuadro».

VIVIENDA

«El que va a comprar una vivienda de lujo no suele tener problemas»

Sin lugar a dudas, una vivienda es una de las adquisiciones en las que más dinero hay que emplear a lo largo de la vida. La forma en que una crisis afecta a una inmobiliaria puede depender de la zona de la ciudad en la que se compre el nuevo hogar. Así, Juan Carlos González, comercial de Inmoverde, afirma que «a los ciudadanos con un alto poder adquisitivo no les afecta tanto la crisis porque no tienen problemas para las hipotecas». A pesar de esto, este comercial reconoce que las ventas han bajado por igual en casi todas las zonas de la ciudad.

En estos momentos, Huerta Rosales o Las Vaguadas continúan siendo zonas en las que las viviendas tienen un precio más elevado.

RESTAURACIÓN

«Hasta septiembre no veremos si se nota la crisis»

En fechas de vacaciones, pocos ciudadanos se quedan en Badajoz, y esto se hace notar en los restaurantes año tras año. Fernando Bárcena, responsable y cocinero del restaurante Aldebarán, afirma que «durante este mes no se puede decir si hay crisis o si no la hay». No obstante, Bárcena explica que durante las vacaciones, gran parte de los clientes son personas que vienen de fuera y, en este sentido, sí se ha notado de forma leve la disminución: «se ha notado menos gente de fuera, pero no en una gran medida; en principio no es una cosa alarmante», cuenta este cocinero.