El pintor Jaime de Jaraíz, premio Picota 2008 concedido a título póstumo

PEDRO DÍAZ SAMINO
Jaime de Jaraíz.P. D. A./
Jaime de Jaraíz.P. D. A.

El desaparecido jaraiceño más universal, el pintor Jaime de Jaraíz, recibirá este año, a título póstumo, el premio Picota, una réplica del rollo o picota de Jaraíz, de finales del siglo XVII, erigido en la plaza de Santa Ana, que representa a la independencia que alcanzó el municipio en el año 1685, al dejar de ser una aldea de la ciudad de Plasencia y convertirse en villa de realengo. Título concedido por el rey Carlos II, cuya picota es el símbolo de su autonomía jurisdiccional, que, como en el caso de otras poblaciones extremeñas, pese a que otro mandato regio, siglos más tardes, ordenó su demolición, se ha logrado mantener, aunque eso sí cambiando de ubicación. Ahora se puede admirar en el parque de Los Bolos.

Para reconocer y agradecer a las instituciones y personas que trabajan o contribuyen al ensalzamiento de la villa jaraiceña, el Ayuntamiento, cada año, por estas fechas, distingue con una réplica de la picota -de ahí el nombre de la estatuilla, esculpida en bronce-, a quien se haya hecho merecedor de ella. En esta ocasión ha sido Jaime de Jaraíz, fallecido el pasado año. Por ello, su familia recibirá el premio Picota 2008, el día 11 de agosto, tras el pregón de las ferias y fiestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos