Hidratados y protegidos

A.L.M.S.

Estar bien hidratado es la principal recomendación que hacen los expertos ante la llegada del calor. Beber mucho líquido, principalmente agua, es una de las indicaciones que deben seguir no sólo los que trabajan a pie de calle sino todos los ciudadanos. Estar protegido para evitar insolaciones o golpes de calor incluye también aplicarse cremas con factor de protección solar adecuado al tipo de piel de cada persona. Los trabajadores al aire libre requieren una mayor protección, especialmente en las horas centrales del día, cuando los rayos son más perjudiciales.

LLevar gorras, sombreros y gafas de sol es muy recomendable para aquellos que pasan la jornada laboral al sol.

El tipo de ropa utilizada también es importante. Las prendas de color claro no atraen tanto el calor como los oscuros. Y los tejidos más frescos como el algodón permiten que la piel transpire.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos