El Archivo Histórico de Protocolos Notariales vuelve a estar disponible

JOSÉ MANUEL ARANDA

El Archivo Histórico de Protocolos Notariales de Fuente de Cantos vuelve a estar disponible para los investigadores, después de varios años desorganizado y completamente abandonado a su suerte. Creado a mediados del siglo XIX, en él se concentraron los instrumentos públicos o escrituras elaborados durante siglos por los escribanos y notarios del antiguo partido judicial de Fuente de Cantos: compraventas, créditos, poderes, testamentos, contratos, inventarios, etc.

Durante su trayectoria ha conocido varias ubicaciones, estuvo a punto de ser incendiado durante la Guerra Civil y ha padecido numerosos quebrantos. Tras ser microfilmado en Almendralejo hace casi veinte años, se instaló en unas dependencias de la Casa de la Cultura en las que la humedad y la suciedad alteraron con severidad las condiciones tan precarias de unos documentos con siglos de antigüedad.

Organización

Reubicado en 2000 en una sala independiente de la nueva Biblioteca Municipal, comenzó entonces una lenta y concienzuda labor de organización, limpieza, sustitución de archivadores y subcarpetas y, finalmente, un nuevo inventariado y catalogación de todos los protocolos. A tal efecto, la Notaría y el Ayuntamiento de la localidad aportaron los materiales y equipos necesarios.

Los fondos del archivo están formados por 379 legajos procedentes de Atalaya, Bienvenida, Calera de León, Calzadilla de los Barros, Fuente de Cantos, Medina de las Torres, Monesterio, Montemolín, Puebla del Maestre, Usagre y Valencia del Ventoso, aunque la distribución de aquellos es muy desigual. Fuente de Cantos, como cabeza del antiguo partido judicial y núcleo más habitado del mismo, es la población que mayor volumen de escrituras posee, si bien la serie más completa pertenece a Valencia, y la más antigua, pues se remonta a 1592, a Calzadilla.