Una extremeña con magia

Participa en la Gala del III Festival Internacional de Damas Mágicas

ANA LUZ MANZANO
Patri Zenner, la maga placentina, ensaya sus trucos ante la fachada de la Catedral. / PALMA/
Patri Zenner, la maga placentina, ensaya sus trucos ante la fachada de la Catedral. / PALMA

Su nombre es Patricia Corral. Pero cuando sube al escenario se convierte en Patri Zenner. Esta joven lleva más de siete años en el mundo de la magia. Comenzó como ayudante del mago placentino Víctor Cerro. Hoy continúa. Y desde hace dos años realiza números propios.

Este verano le ha llegado una de las oportunidades más importantes de su mágica carrera. Entre los días 11 y 13 de julio Patri Zenner se convierte en una de las 'damas mágicas'. Participa en el III Certamen Internacional de Damas Mágicas que se celebra en Terrassa (Cataluña). «Es un festival donde acuden las mejores magas del mundo», comenta ilusionada. Además, sirve de plataforma para un campo artístico en el que hasta hace poco tiempo solo tenían cabida los hombres.

El momento culminante de este peculiar encuentro tiene lugar en la noche del sábado día 12 de julio. Es la Gran Gala. En ella solo participan cinco magas venidas de todo el mundo: China, Argentina, Francia y Rusia.

La representante española en esta edición es Patri. «Presenté mi espectáculo a la organización del certamen y les gustó por su originalidad».

Sobre su actuación, la maga no quiere desvelar muchos secretos. Puesto que «lo mejor es disfrutarla en directo». Solo adelanta que se trata de quince minutos en los que no dejan de suceder cosas mágicas y sorprendentes sobre el escenario. Como el momento en que convierte líquido en un pañuelo ante los ojos atónitos del público. «Es magia de escena. Intento llevar al público a un ambiente onírico. Lo consigo a través de transformaciones, apariciones y desapariciones».

Profeta en su tierra

Su originalidad ha encandilado a los organizadores del certamen. Hizo lo propio con los asistentes al festival 'Extremagia' el pasado mes de mayo. «Allí estrené mi número y tuvo muy buena acogida entre los extremeños.»

También comenta la placentina que «en Extemadura se desconoce la magia» Este tipo de espectáculos tienen éxito pero hay poca variedad. No se conocen todas las ramas del ilusionismo.

Tanto en los montajes conjuntos con su compañero Víctor como en los individuales «intentamos introducir nuevas variedades. Para que el público primero conozca y luego pueda elegir lo que le guste»

Aún así ya ha cosechado llenos de hasta 4.000 personas en Extremadura. Una vez conseguido el aplauso del público extremeño se marcha a tierras catalanas en busca de fama mundial. «Este festival es una ocasión estupenda para darme a conocer», opina.

Una vida mágica

Ensaya sus números durante unas cinco horas al día. Además de los ensayos, practicar magia conlleva una preparación adiccional tanto física como psíquica. El número del certamen, concretamente, lleva alrededor de un año y medio creándolo.

Patri Zenner consagra toda su vida a lo que, además de una afición es su medio de trabajo. Realiza varios tipos de magia. Y su objetivo es continuar innovando. Entre ellos destaca la magia bizarra, la magia de tipo onírico.

En los montajes de magia bizarra Patricia hace uso de los recursos de la cultura extremeña. «Utilizo leyendas de Extemadura y las mezclo con efectos mágicos».

Otra modalidad interesante es la telepatía teatral. Estos números son muy atractivos porque requieren la participación del público asitente. Así detalla la maga el proceso. «Es la capacidad de adivinar lo que otra persona tiene en su mano o aquello pensando en el momento. Como ayudantes escojo a personas del público que acude a la actuación.»

Para las actuaciones que realiza junto a Víctor Cerro en calidad de 'partener' eligen otro tipo de números. Se trata de apuestas arriesgadas que se dirigen a auditorios amplios.