«Los transportistas nos estamos apagando como una vela»

|
«Los transportistas nos estamos apagando como una vela»

Pedro es un autónomo que tiene cuatro camiones y parece bastante desesperado. «No es que no se gane dinero en el beneficio. Es que se le pierde en la depreciación. El camión va generando unos beneficios, frente a la amortización que se espera alcanzar a los 5 años. Eso, ahora mismo, no es posible», comenta.

Eso sucede, asegura, porque «los combustibles han subido un 50% en el último año y no hay marcada una tarifa mínima, sólo hay unos precios de referencia, que no han subido. Es más, con la bajada de la construcción hay menos trabajo. Al haber menos demanda, los precios tienden más hacia abajo. Se está trabajando a 0,85 euros el kilómetro. Con estos precios, lo mínimo sería trabajar al precio del combustible, 1,30 euros.

En esta tesitura, cree que «es mejor parar el camión. Quizás no hubiera sido necesaria la huelga, porque estamos parando por propia iniciativa. El problema es que los camiones tienen unas letras, y los bancos no entienden que la cosa esté mal». Por eso, es pesimista. «Nos estamos apagando como una vela. Nuestra única esperanza es esta huelga. Si no se arregla, muchos lo dejarán».