Fernández Vara: «Hago todo lo que puedo»

J. L. AROCA|

Aunque el margen de maniobra de la Junta es nulo «estoy haciendo todo lo posible porque esto se arregle», se defendió ayer el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que habla constantemente con el Gobierno central, presidentes de otras comunidades, fuerzas de seguridad, agricultores afectados y con los transportistas. «Acepto las críticas, cuando llega la desesperación se buscan culpables, pero el daño que se nos iba a hacer lo sabía todo el mundo porque yo me encargué de ello», matizó.

Por la mañana se reunió con los agricultores y por la tarde con los transportistas. Vara dio como posible la firma a última hora en Madrid de un acuerdo del Gobierno con parte de los huelguistas, y si es así va a organizar esta tarde en Mérida un encuentro entre cargadores (como centrales hortofrutícolas) y transportistas «a ver si es posible ratificar en Extremadura lo que se acuerde en Madrid».

Fernández Vara responsabiliza al Gobierno y a los camioneros de que la huelga sea total porque entre unos y otros no están garantizando el derecho a trabajar de los que quieren, y ha exigido a las fuerzas de seguridad, por medio de la Delegación del Gobierno, que hagan posible esa libertad.

El presidente advierte que además de la fruticultura puede verse muy afectada la ganadería «a la que le queda comida [pienso] sólo hasta el jueves o viernes». Los daños están siendo «irreparables» y habrá que ver si alguien es responsable legal de pagarlos; en caso negativo la Junta no quiere hablar por el momento de ayudas porque la magnitud de las pérdidas «supera todas nuestras posibilidades, y si tuviéramos que hacerlo habría que dejar de hacer otras cosas».

Según Vara son Fenadismer y Confedetrans las más reacias a un acuerdo.