La afición mete al Cáceres en la Final a 4

Kelvin Peña remata a Caja Rioja en el último cuarto de un partido duro e igualado casi hasta el final. Cerca de 4.000 personas animaron sin descanso y empujaron al equipo en los momentos más difíciles

C. M. C.
Los jugadores cacereños celebran el triunfo ante cuatro mil personas que les animaron sin descanso. / JORGE REY/
Los jugadores cacereños celebran el triunfo ante cuatro mil personas que les animaron sin descanso. / JORGE REY

Hacía mucho tiempo que no se vivía en Cáceres una noche de baloncesto como la de ayer. Más de 4.000 personas enfervorizadas hicieron del intento de Caja Rioja por remontar la eliminatoria una misión imposible. El partido fue duro e igualado, como corresponde a dos rivales que se han estudiado a conciencia, y no se resolvió hasta el último cuarto gracias a la resurrección de Kelvin Peña y al tremendo empuje de una afición que no dejó al equipo solo en los momentos difíciles, que también los hubo.

El Cáceres se clasifica con brillantez para la Final a Cuatro de ascenso a LEB Oro que se disputará el próximo fin de semana en el Multiusos, si bien los resultados de ayer no permiten aún saber quién será su rival en semifinales. Ya están clasificados también Illescas y Fahro Gijón, que se han deshecho de Plasencia y Almería. Axarquía forzó ayer el tercer partido contra CAI Huesca. Si el próximo martes en el desempate ganan los malagueños, el Cáceres se enfrentará en semifinales a Illescas, y si vence el Huesca el rival será Gijón.

La sensación de que la eliminatoria de cuartos iba a quedar liquidada anoche sin mayores problemas se había extendido a lo largo de la semana, pero nada más comenzar el partido quedó claro que el Clavijo iba a vender cara su piel. Fueron mejores en el primer cuarto, en el que sólo Busciglio mantuvo el tipo entre los locales, y también en el segundo, con un Harper Williams negado en ataque al que no le entraba nada y al que esta vez, al contrario de lo que ocurrió en Logroño, estaba ganado la partida Stevie Johnson. El mérito del Cáceres en esa primera parte fue conseguir que los riojanos no se fueran en el marcador, de hecho el resultado al descanso era de igualdad (43-44), algo que hay que agradecerle sobre todo a la anotación regular de Panadero.

Había que empezar de nuevo. Desde los banquillos se libraba un duelo táctico entre Jesús Sala y Piti Hurtado, que se respondían a los cambios con celeridad. Cáceres echaba mano de sus hombres bajos en busca de una circulación rápida de la pelota y del tiro exterior e Illescas planteaba una y otra vez el recurso ofensivo del bloqueo y continuación.

Poco a poco, y sobre todo al inicio del último cuarto (63-63) fueron apareciendo los hombres que hasta entonces permanecían tapados, en especial Gruber y Harper Williams. El Cáceres logró abrir hueco pero acto seguido encajó un parcial de 0-8 que dejaba las cosas otra vez igualadas (77-77) a falta de dos minutos.

Tras un triple de los locales llegó la jugada decisiva que rompió el partido a su favor, cuando David Mediano cortó en seco un contraataque de Kelvin Peña y su acción fue castigada por los árbitros con falta antideportiva. 'El Pollito' anotó uno de los dos tiros libres y aprovechó la posterior posesión con un triple que dejaba el marcador en 84-77 y las cosas muy difíciles para Caja Rioja a poco más de un minuto del final.

Fue esa jugada de la que echó mano al final del encuentro el técnico visitante, Jesús Sala, para justificar la eliminación de su equipo. «La antideportiva ha decidió el partido, y es una pena que un partido así se decida con una falta que no es», se lamentó. Además, afirmó que los árbitros «no han respetado al MVP de la temporada (Stevie Johnson), que no ha recibido el mismo trato que ha tenido Harper Williams en los dos partidos». «Cáceres se merece algo mejor», concluyó.

Piti Hurtado le respondió al instante: «La antideportiva sólo ha supuesto para ellos un punto en contra, y el triple de después lo ha metido Kelvin Peña, no los árbitros». Para el entrenador del Cáceres 2016 hubo dos elementos determinantes en el partido. «El público nos ha empujado y nos ha dado la ansiedad que necesitábamos, y al final hemos tenido la aparición mágica de Kelvin Peña». También tuvo palabras de elogio para Panadero, por mantenerles en el partido y para Ricardo Busciglio por salir airoso de los «retos» a los que le ha sometido en los dos partidos el técnico rival. Pero quizás lo que quede para el recuerdo en un día tan importante sean las primeras palabras de Hurtado nada más llegar a la sala de prensa: «Me siento orgulloso de ser cacereño».

Fotos

Vídeos