Las autoridades birmanas cifran en más de 133.000 los muertos y desaparecidos

COLPISA

Las autoridades birmanas anunciaron ayer que más de 133.000 personas murieron o desaparecieron por el paso del ciclón Nargis hace dos semanas, lo que casi duplica el anterior saldo del que ya se considera el peor desastre natural que azotó al país.

Estas nuevas cifras coinciden con una nueva intensificación de la presión internacional para que el hermético régimen militar permita la entrada de ayuda foránea a gran escala. Las organizaciones de asistencia creen que hay 2,5 millones de supervivientes que necesitan urgentemente comida, agua, refugio y cuidados médicos, y advirtieron que el número de víctimas aumentará si todo eso no llega inmediatamente.

Las fuertes lluvias que cayeron ayer castigaron aún más a la región del delta de Irrawaddy, la más afectada por el ciclón, en el sur de uno de los países más pobres y aislados del mundo, cerrado ahora a periodistas y extranjeros.

Para evitar una «segunda catástrofe», Naciones Unidas quiere recoger más fondos para preparar la reconstrucción de la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos