La lengua de Barcarrota

La Editora Regional presenta La Lingua de Erasmo de Rotterdam, última publicación de los libros que componen la llamada Biblioteca de Barcarrota

PALOMA MORCILLO
Cuarto facsimil 'Comentarios clarísimos a la quiromancia...' de la biblioteca hallada en Barcarrota. / HOY/
Cuarto facsimil 'Comentarios clarísimos a la quiromancia...' de la biblioteca hallada en Barcarrota. / HOY

Hasta hace unos años, hablar de Bancarrota era hablar de una villa pacense de vieja historia y rancia solera, que no quedó ajena al proceso explorador y conquistador del territorio americano desde California hasta el Estrecho de Magallanes. Barcarrota contribuyó a ese proceso con 76 de sus habitantes, y entre los capitanes más destacados figura Francisco de la Bastida y Hernando de Soto, conquistador de La Florida después de haber estado en otros puntos de América, como en Perú.

Pero es a partir de 1995 cuando el nombre de Barcarrota salta al panorama nacional por el hallazgo de diez libros impresos y un manuscrito del siglo XVI emparedados durante las obras de reforma de una vivienda, y que fue dado a conocer a los medios públicos en diciembre de ese año, cuando la Junta de Extremadura compró ese fondo bibliográfico a la familia propietaria de la vivienda.

A raíz de aquí Barcarrota se convierte en la localidad literaria más importante. Lo que desde un principio capitalizó la noticia fue que en el alijo descubierto figuraba una edición de 1554 hasta el momento desconocida del Lazarillo de Tormes. El llamado Lazarillo de Barcarrota ocupó los titulares y captó la atención y el interés de los especialistas, en detrimento del valor de un conjunto bibliográfico extremadamente singular. Los libros encontrados pueden situarse en un arco temporal que va desde 1525 a 1554 y tienen en común su carácter heterodoxo, su condición de textos comprometedores por sus contenidos o por su autoría, y son obras mayoritariamente incluidas en los índices inquisitoriales de libros prohibidos en la época. Junto a la joya de nuestra literatura picaresca, un manuscrito italiano de contenido sexual, un pequeño tratado de exorcismos, un ejemplar único de la Oración de la Emparedada en portugués, una edición latina de la Lingua de Erasmo, un tratado de quiromancia... Una biblioteca clandestina, la de Barcarrota, cuyo perfil explica su ocultación y que hayan pervivido durante varios siglos tras una pared del doblado de una vivienda particular. Es un reducido tesoro de gran valor, una mínima y selecta biblioteca secreta durante siglos ahora custodiada por la Biblioteca de Extremadura (Biex), organismo encargado de recoger, conservar y difundir el patrimonio bibliográfico extremeño con una intensa labor cultural, exposiciones, conferencias, etc., que la convierten en uno de los focos más importantes y dinámicos en el desarrollo cultural de la región extremeña.

Desde la aparición de estos libros hay que destacar la iniciativa, alentada y supervisada con una sensibilidad y un rigor exquisitos por el entonces director de la Editora Regional de Extremadura, Fernando T. Pérez González, y continuada por el actual, Álvaro Valverde, de publicar toda la Biblioteca en ediciones facsimilares publicadas hasta el momento siete de las once obras encontradas.

Esta semana hemos tenido la oportunidad de conocer la última de las obras editadas: La lingua de Erasmo de Rotterdam, que aparece en el mercado junto a un pequeño texto de Plutarco (De vitiosa verecundia) que el humanista holandés hizo acerca de la engañosa y mala vergüenza, existente especialmente entre los jóvenes. La Lingua fue una de las obras de Erasmo con más difusión en España: «Fue un libro de cabecera para los atribulados seguidores españoles durante el segundo tercio del siglo XVI, cuando las ideas erasmistas fueron proscritas». Bien utilizada es el vínculo más estrecho de quienes integran el cuerpo místico de Cristo. Mal utilizada, es instrumento de discordia y de desintegración, y sus peores manifestaciones son la herejía y la blasfemia, la difamación y la calumnia.

La traducción del latín de la obra no se hacía desde el siglo XVI, entre otros motivos por la dificultad que ello implica. Ahora, tres profesores de la Universidad de Extremadura, César Chaparro, Luis Merino y Manuel Mañas, han sido los encargados de la traducción, un trabajo con el que han conseguido convertir un texto erudito en una obra accesible al gran público actual sin que el contenido de la obra haya perdido su nivel literario y artístico.

La plaza de los libros

Pero si de literatura hablamos no podemos olvidarnos de las ferias del libro. Acaba la de Cáceres y Almendralejo, que este año contó con la visita de Jesús Sánchez Adalid, y comienza XXVII edición de la de Badajoz. Durante ocho días, hasta el 17 de mayo, la plaza más literaria de la ciudad, San Atón, se viste de gala para acoger a once librerías y cinco editoriales que exponen las últimas novedades literarias del panorama nacional e internacional. El pistoletazo de salida lo ha dado el escritor extremeño Luis Landero, encargado de pronunciar el pregón este año. Junto a las ya tradicionales actividades dirigidas al público infantil como Cuentacuentos, guiñoles, teatro y música, la feria del libro de la capital atraerá a figuras del panorama literario nacional como el ganador del premio Planeta, Juan José Millás, y el finalista, el televisivo Boris Izaguirre. Sánchez Dragó, Espido Freire, Lorenzo Silva, Gustavo Martín Garzo, Milagros Frías, Javier Sierra, Juan García, Fernando Marías y los periodistas Luis del Val, Marta Robles y Fernando Olmeda serán los encargados, a través de sus conferencias y el encuentro cercano con sus lectores en la firma de ejemplares, de acercar el mundo de los libros y enseñar a disfrutar del placer de la lectura.

Museos de puertas abiertas

Viajar con la imaginación a mundos fantásticos, a historias pasadas a través de las páginas de un libro es, sin duda, un placer. Como lo es viajar recorriendo nuestra región y conocer sus museos, un nuevo turismo que convierte Extremadura en destino cultural. Extremadura posee una amplia red de museos que puede sorprender al visitante por su variedad y calidad. Merece la pena dedicar un tiempo a conocerlos. Si aún no lo ha hecho no deje pasar la oportunidad el próximo 18 de mayo, Día Internacional del los Museos. Visitas guiadas, actividades didácticas para los más pequeños, inauguraciones de exposiciones, conferencias y conciertos, son sólo algunas de las actividades que se desarrollarán en esta jornada de puertas abiertas para acercar a la sociedad española, sobre todo a aquellos ciudadanos que lo desconocen, la actividad y el quehacer de los museos.

Fotos

Vídeos