Diputados del PP de Badajoz piden el traslado de los restos de Godoy a España

HOY.ES |
Detalle del moldeado en barro de la escultura de Manuel Godoy para un monumento en Badajoz, del escultor Luis Martínez Giraldo.|HOY/
Detalle del moldeado en barro de la escultura de Manuel Godoy para un monumento en Badajoz, del escultor Luis Martínez Giraldo.|HOY

Los Diputados del Grupo Popular de la Diputación Provincial de Badajoz, en compañía del Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Badajoz, han reivindicado hoy en París, ante la tumba de Godoy, en el cementerio de Pere-Lachaise, el traslado de sus restos a España.

En el acto, realizaron una ofrenda floral y han solicitado a la Embajada de España en Francia, que colabore para que sea una realidad este año, el traslado de los restos de Manuel Godoy, Príncipe de la Paz a España.

Para los cargos públicos del Partido Popular de Badajoz, parece razonable que al igual que se trasladaron los restos de Napoleón desde Inglaterra hasta Francia, en justa reciprocidad, debería agilizarse los trámites para que Manuel Godoy, pueda trasladarse a España como era su deseo.

Los Diputados Provinciales, han elegido esta fecha, el 2 de mayo, por su significación histórica. Al mismo tiempo, solicitan de las instituciones extremeñas, Diputación Provincial de Badajoz y Junta de Extremadura, su colaboración para que el deseo del pueblo pacense, de acogerlo en un Monumento que se erigirá en la Plaza de Minayo, sea una realidad.

Godoy

Nació en la calle Santa Lucía de Badajoz el 12 de mayo de 1767, hijo de José de Godoy, cuya familia procedía de Castuera, y doña Alejandra Antonia Álvarez de Faria, de origen portugués. Ambos eran de la nobleza, pero de hacienda mediana y en su mayor parte heredada.

El 15 de noviembre de 1792, ocho años después de su ingreso en la Guardia de Corps, Manuel Godoy fue elevado al cargo de primer secretario de Estado o del Despacho, es decir, Primer Ministro o Ministro Universal, por el nuevo soberano Carlos IV, quien desde que subió al trono en 1788 no había cesado de llenarle de honores: cadete, ayudante general de la Guardia de Corps, brigadier, mariscal de campo y sargento mayor de la Guardia.

Ya primer ministro, el 25 de mayo de 1793, Godoy firmó en Aranjuez el convenio provisional de alianza defensiva contra Gran Bretaña con los títulos de duque de Alcudia, grande de España y de primera clase, regidor perpetuo de la ciudad de Santiago, caballero del Toisón de Oro, gran Cruz de la Orden de Carlos III, comendador de Valencia del Ventoso, consejero de Estado, primer secretario, secretario de la reina, superintendente general de Correos y Caminos, gentilhombre de cámara con ejercicio, capitán general de los Reales Ejércitos, inspector y sargento mayor del Real Cuerpo de Guardia de Corps.

A todos estos honores los reyes le añadirán el de Príncipe de la Paz con motivo de firmarse la paz de Basilea el 22 de julio de 1796. Más tarde, Godoy fue nombrado además como señor de Soto de Roma y del Estado de Albalá; regidor perpetuo de la villa de Madrid y de las ciudades de Cádiz, Málaga y Écija; veinticuatro de la de Sevilla; caballero gran cruz de la Orden de Cristo y de la religión de San Juan; protector de la Real Academia de Nobles Artes y de los Reales Institutos de Historia Natural, Jardín Botánico, Laboratorio Químico y Observatorio.

En 1801 fue nombrado generalísimo, título nunca usado antes en España. Finalmente, en 1807, cerca ya de su caída, Carlos IV le concedió los cargos de almirante, con tratamiento de alteza serenísima, y de presidente del Consejo de Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos