El chileno Pablo González gana el premio de novela corta 'Encina de Plata'

El galardón para jóvenes menores de 25 años quedó desierto y se sustituyó por un segundo, que recayó en un cacereño

ELOY GARCÍA
Trinidad recibe el premio de manos del primer teniente de alcalde. / E. G. R./
Trinidad recibe el premio de manos del primer teniente de alcalde. / E. G. R.

Pablo González Cuesta, de Chile, venció la segunda edición del premio de novela corta 'Encina de Plata' con la obra 'Mío', embolsándose 6.000 euros de premio. Su trabajo narra las vivencias de un joven al que le despiden de su trabajo, sumiéndose en una depresión hasta que a través de su imaginación consigue salir de la misma, cumpliendo su sueño de hacerse rico.

El premio se dio a conocer en el transcurso de la velada literaria celebrada en el noche del viernes, a la que asistieron más de un centenar de invitados. No obstante González no participó, por lo que se le remitirá el premio. Durante la velada el jurado intentó contactar con el ganador en reiteradas ocasiones, pero no fue posible. Quién sí estuvo presente fue Antonio Trinidad Muñoz, que obtuvo los 3.000 euros del segundo. Con anterioridad el jurado explicó que el premio de narración para jóvenes menores de 25 años había quedado desierto, por lo que se sustituiría por un segundo galardón de similar cuantía. La obra de Trinidad está ambientada en un pueblo de la Raya de Extremadura décadas atrás y aborda dos visiónes distintas de una misma realidad, a través de las voces de dos protagonistas de 35 y 60 años de edad respectivamente. «Es un choque de generaciones, de formas de entender y vivir la vida, con el trasfondo del contrabando», explicó tras conocer la decisión del jurado.

Esta edición ha contado con la participación de medio centenar de autores de distintos puntos de España y varios países latinoamericanos. El certamen está organizado por el Ayuntamiento y patrocinado por la empresa local Gopersa.

La velada la abrieron las autoridades municipales y representantes del jurado, dando paso a una cena. Entre éstos se encontraba el primer teniente de alcalde, José Demófilo Pascual, quién agradeció el espíritu de Gopersa, deseando que el final de la presente edición «sea solo el inicio del próximo movimiento». Para concluir agradeció a los participantes «permitirnos apoyar la cabeza en la almohada de nuestros sueños». La velada estuvo que estuvo amenizada por un violonchelista y una soprano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos