La lesión de Korie Hlede, un mazazo para las esperanzas del Dato

NATALIA REIGADAS
Hlede ante el Burgos. / HOY/
Hlede ante el Burgos. / HOY

Su fichaje fue el más esperado por el equipo técnico del Extremadura Dato porque llegaba a Badajoz una estrella consagrada en Liga Femenina, una escolta internacional que había pasado por los mejores equipos de la categoría, Korie Hlede. Un nombre que los aficionados pacenses se aprendieron a los diez minutos de su debut en La Granadilla. Esta jugadora aportó estilo, experiencia, variedad al ataque y 12 puntos por partido. Con 18 ante Extrugasa y Canarias y 17 en Vigo, fue una parte importante de tres victorias claves para el equipo.

A pesar de su calidad, no se comporta como una estrella. Hace cuatro jornadas, en Burgos, recibió un fuerte golpe en el tobillo y desde entonces ha jugado con dolores. El técnico pacense, Fernando Méndez, ha intentado que descansase lo más posible pero la situación crítica del equipo y la lesión de Lourdes Peláez han obligado a la croata a seguir al pie del cañón. Este sábado, su fuerza se acabó. Korie jugó ante La Seu pero sólo fue capaz de meter dos puntos e incluso se la vio cojear en la cancha.

Los médicos han confirmado que sufre una microrotura fibrilar en la pierna izquierda y deberá reposar las próximas semanas. Un periodo de descanso que supone un mazazo para las esperanzas del Extremadura Dato que se queda sin rotación tras perder, en menos de una semana, a su segunda y tercera máxima anotadora.

Se acabó la rotación

Méndez explica desolado que su equipo está sufriendo una racha de mala suerte y admite que el vestuario se ha tomado como un nuevo golpe la baja de Korie. «A pesar de todo, la plantilla está comprometida y seguiremos trabajando y compitiendo con los que estamos», añade. El problema es que 'las que están' son seis. Seis jugadoras que han disputados minutos y una de ellas, Sonia Borges, acaba de incorporarse tras una lesión de ocho meses y aún no está a pleno rendimiento.

La única esperanza es repetir el excelente juego que les dio la victoria este sábado ante las catalanas cuando Hlede ya no pudo contribuir. El Dato basó su ataque en las pívotes Kelly Santos y Mandisa Stevenson y el resultado fue muy positivo. Esta pareja junto a Lorena Infantes, Valentina Aragoneses y Amra Dapo soportarán todo el peso de la competición las próximas semanas. No será fácil, ya que las pacenses viajan a León para enfrentarse al subcampeón de la Copa de la Reina y luego, en Badajoz, disputarán uno de los encuentros más importantes de los que restan, ante el Zaragoza, un rival directo por la permanencia.

Ante esta situación, Méndez no descarta dar minutos a las suplentes. «Se trata de jugadoras jóvenes pero tienen una gran evolución, nos están ayudando en los entrenamientos y es posible que jueguen en los próximos encuentros», explica. Mavi Sánchez, Cristina Morcillo, Choni Rivero y Silvia Romero pueden ser un gran apoyo en este momento de crisis.