Politonos de 'El Candil Dance'

J. R. ALONSO DE LA TORRE

El himno oficial de Extremadura tiene letra, pero pocos se la saben más allá de la primera estrofa. Tampoco nos sabemos la música y es difícil tararearlo en plan chunda, chunda como hacemos con el himno de España. Sin embargo, hay una pieza popular en Extremadura que es desde hace años una débil seña de identidad. Se trata de «El Candil», tal vez un fado españolizado y agilizado que casi todos los extremeños conocen y que podría convertirse en nuestro himno oficioso y popular, nuestra Rianxeira, nuestro Riau Riau, nuestro Cuando vayas a Madrid... Para popularizar su música e instalarlo en el imaginario colectivo extremeño, acaba de publicarse un disco con nueve versiones de «El Candil» a cargo de diversos grupos de la región. Este canto fronterizo se grabó por primera vez en los años 60 del pasado siglo. Ahora aparece en ocho versiones que van desde «El Candil» dance, rap o jazz hasta su interpretación en clave de fado o de folk rock fusión. El disco nace de una idea original de Ignacio Sánchez Amor, en la producción ha estado Paco Lobo y el resultado es francamente interesante. Llevo unos días con «El Candil» en el equipo de música y aún no salgo de mi asombro al escuchar su versión dance, con el martilleo de la percusión, el punteo de las notas, los graves haciendo temblar la casa. ¿Y El Candil rap... Es increíble! Hacía tiempo que no oía algo tan divertido. Me gusta mucho este disco y no conozco casos parecidos del Asturias Patria Querida o de Els Segadors. Solo tuve una vez un cd semejante con versiones de Guantanamera. Estos días aparecen también sus politonos para popularizarlo entre los jóvenes y extremeñizar los móviles.

Fotos

Vídeos