Los pacenses prefieren los productos extremeños en sus cestas de Navidad

Estos lotes han vuelto a generalizarse como regalo de empresa por las fiestas La mayor parte de los empleados reciben surtidos por valor de 50 euros

NATALIA REIGADAS

Un jamón ibérico, lomo, aceite de oliva, turrón de Castuera, vino con Denominación de Origen ribera del Guadiana y porqué no, cava de la región. La moda entre las cestas de Navidad de los pacenses es que todos sus productos sean 100% extremeños. Eso sí, las opiniones en torno a este regalo propio de esta época festiva siguen siendo dispares. Hay quien prefiere que la empresas den dinero y otros que ven con buenos ojos este detalle en forma de embutido.

Por otra parte, llamarlo cesta es algo tradicional pero la mayor parte de los empresarios optan por lotes con varios productos empaquetados en una caja. Estos surtidos suelen costar unos 50 euros. Si se opta por la imagen tradicional de una cesta de mimbre con el jamón y todos los productos típicos, el presupuesto ronda los 200 euros.

Los lotes de Navidad se implantaron en el siglo XX y tienen su origen en la 'sportula' de los romanos. Se trata de cesta pequeña con provisiones que los patronos otorgaban a sus sirvientes en las ocasiones especiales. Desde Roma hasta ahora, las cosas no han cambiado demasiado. Hace unos años, la iniciativa de obsequiar a los empleados con estos lotes pasó por un periodo de crisis pero ha vuelto a generalizarse, y este año muchos pacenses volverán a casa con su cesta.

Hay dos tipos de empresas que se dedican a este sector. Por una parte, las distribuidoras de alimentos que funcionan como intermediarias y los comercios de la ciudad que realizan sus propias cestas.

En el primer caso se trata de negocios que se dirigen, especialmente, a otras empresas. En Badajoz encontramos a Laguimar, que cuenta con un amplio catálogo de lotes y tras recibir sus pedidos, importa las cestas de Valencia, donde las elaboran. Este intermediario ha notado cómo la demanda de estos lotes ha ido en aumento en las últimas Navidades. Según su gerente, Juan José Lavado, en sólo cinco años, Laguimar ha pasado de contar con 70 clientes a más de 220. «Empezamos a trabajar en el mes de septiembre y ahora nos centramos en repartir los pedidos, que cada vez son más», matiza.

El perfil de sus compradores es el de empresarios con más de 20 empleados que deciden tener un detalle por las fiestas. El gasto medio suele ser de 50 euros por surtido, aunque la variedad del catálogo permite que el dueño de la entidad sea tan generoso como desee. Además, estos lotes no sólo van dirigidos a sus contratados sino también, en muchos casos, a sus clientes.

De 35 a 1.400 euros

Además de estas empresas, los comercios de la ciudad también elaboran cestas de Navidad. Uno de los más populares es El Corte Inglés, que este año ha reservado un espacio específico para estos regalos. En este caso no sólo los empresarios compran los surtidos, sino también particulares. El gasto puede ir desde los 35 euros que cuesta un lote pequeño hasta 1.400, valor de la cesta de mayor tamaño, de la cual se han vendido cuatro hasta ahora

Salvador Hernández, responsable de esta sección de El Corte Inglés, explica que los productos extremeños son los más demandados para estas Navidades. «Tenemos más de 10 tipos de lotes y 50 modelos de cestas pero los clientes, mayoritariamente, optan por productos de la tierra por la calidad».

Las empleadas de la tienda de embutidos 'Chacinas Manuel Castillo' coinciden en esta apreciación. Montse Megías explica que, ya sea un jamón, un lomo o incluso un chorizo, los clientes optan por los ibéricos extremeños para garantizar «que van a ser buenos». Esta dependienta se muestra orgullosa del prestigio que están alcanzando los embutidos de la región. «Viene gente de Madrid e incluso de Barcelona porque otro año les habían regalado una cesta y quieren repetir».

Fruta y marisco

Pero no todas las cestas son iguales. Prácticamente se puede hacer un pedido personalizado con los productos que el cliente desee. Además, las tiendas presentan varias propuestas novedosas para los que quieran regalar un surtido más original. El Corte Inglés, por ejemplo, ha incorporado este año un set de marisco. Se trata de una caja de madera con vinos para acompañar a estos alimentos y un cajón con los cubiertos más apropiados para comer con comodidad, por ejemplo, un buey de mar.

También pueden encontrarse lotes navideños con bebidas sin alcohol o, una nueva propuesta de este año, cestas de fruta. El Corte Inglés ya comercializaba durante el año este obsequio, pero ha decidido incorporarlo al catálogo navideño. Un lote con frutas del día, parte de ellas exóticas, pude costar entre 120 y 200 euros y se envía a su destinatario de inmediato.

Ya sea con embutido ibérico, con marisco o con fruta, recibir una cesta en estas fechas seguirá siendo una buena tradición para empezar la Navidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos