El Dato busca su segundo triunfo ante un rival que le guarda rencor

NATALIA REIGADAS
Kelly Santos. / HOY/
Kelly Santos. / HOY

El Extremadura Dato no pasa por su mejor momento, ya que sólo ha conseguido una victoria en las ocho jornadas disputadas. Sin embargo, hoy rememorará uno de sus días de gloria, su ascenso a la máxima categoría al reencontrarse con su víctima de hace ocho meses, el Olesa. En su día, el equipo catalán se quedó fuera de la Liga Femenina de la mano de las jugadoras de Méndez, pero la desaparición del Barça le permitió acceder a la plaza vacante al unirse al Espanyol. Ambos equipos se verán las caras de nuevo en el pabellón de Monserrat a partir de las 20.00 horas.

Las catalanas tienen una cuenta pendiente con el Dato y esperan con impaciencia vengar su caída en la fase de ascenso. Una derrota que fue especialmente dolorosa pues el Olesa ganaba de 15 puntos en el tercer cuarto y el equipo pacense, en esos momentos Agencia Serrano, protagonizó una espectacular remontada para quitarles la gloria. Ahora, el nuevo Olesa Espanyol no tiene mucho que ver con aquel equipo de Liga Femenina 2. Ha contado con un presupuesto importante gracias a la fusión de ambos clubes y sólo sobrevive una de las jugadoras que disputaron el encuentro con el Dato.

Mismo objetivo

El objetivo del rival de hoy es el mismo que el de las pupilas de Méndez, mantenerse en la categoría. Por el momento, la trayectoria catalana es más afortunada que la extremeña, ya que el Olesa cuenta con tres victorias e incluso derrotó al poderoso Rivas Futura. El Dato tendrá que tener vigilada de cerca a Miljana Musovic, una jugadora muy polivalente que suele actuar tanto de base como de alero y que puede llegar a marcar hasta 20 puntos. También hay que tener en cuenta las enormes capacidades de la ala-pívot Le'Coe Willingham, una jugadora estadounidense muy reboteadora.

Por su parte, las jugadoras extremeñas acuden a Cataluña con un objetivo muy claro, sumar su segunda victoria y para ello, saben qué hay que hacer, resistir al mismo nivel durante los 40 minutos del encuentro. El Dato ha sufrido varios 'bajones' de cinco minutos que le han costado muy caro y no quiere volver a repetirlo. «Sabemos que nuestro fuerte es obstaculizar los ataques y no podemos volver a fallar como la semana pasada en Rivas», explicó ayer el técnico.

La otra clave del triunfo será de nuevo la pívot Kelly Santos. Desde que esta jugadora brasileña aterrizó en el Dato, el equipo ha aumentado sus tantos y sobre todo, ha reforzado su juego interior. Con Santos en la cancha no sólo se consiguen más puntos gracias a su capacidad anotadora sino que jugadoras como Korie Hlede y Lourdes Peláez también han encontrado más sitio para poder marcar. Si hoy logran buenos números, la venganza del Olesa Espanyol no se consumará y el Dato volverá a casa con una victoria muy necesaria.