Las líneas rojas del vino español

EFE

El secretario general de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Josep Puxeu, puso de manifiesto ayer al término del Consejo Consultivo, que ha reunido a 16 consejeros del ramo, que España tiene una serie de líneas rojas en la OCM del vino que no está dispuesta a traspasar.

En este sentido indicó que España siempre defenderá la viticultura tradicional y un buen presupuesto que permita mejorar la posición de los caldos españoles en el mercado internacional.

Detalló que la negociación evoluciona hacia los intereses españoles y consideró que hay que aprovechar esta reforma a favor del sector vitivinícola español.

Apuntó que la negociación está en su punto álgido como así lo demuestran los contactos que mantiene España con países productores y con la Comisión Europea.

Los consejeros de Agricultura de las Comunidades Autónomas presentes en el Comité Consultivo mostraron su satisfacción por la marcha de las negociaciones y coincidieron en señalar su preferencia porque la Organización Común de Mercado (OCM) del vino se cierre durante la Presidencia portuguesa de la Unión Europea.

Aseguraron que ya suena como acuerdo que no se pasarán fondos a desarrollo rural, que existirán periodos transitorios largos y que se estudiará el impacto de la liberalización. No obstante, los consejeros de Agricultura admitieron que probablemente no se podrá eliminar la chaptalización de la reforma de la OCM del vino , ya que se trata de una práctica que apoyan 20 países en contra de siete, aunque sí que se tendrán en cuenta aspectos como la indicación del proceso en el etiquetado.

Fotos

Vídeos