Un nuevo servicio jurídico asesora a las personas con discapacidad

Las consultas sobre mejora de accesibilidad en viviendas, sobre el grado de minusvalía y para eliminar barreras, las más frecuentes El gabinete, puesto en marcha por Cermi, ha recibido medio centenar de peticiones de información en dos meses

CELESTINO J. VINAGRE
El abogado Alfonso Cortés, responsable de la asesoría, atiende a una mujer en la sede de Cermi en Mérida. / BRÍGIDO/
El abogado Alfonso Cortés, responsable de la asesoría, atiende a una mujer en la sede de Cermi en Mérida. / BRÍGIDO

Juan acaba de jubilarse anticipadamente a causa de un problema físico y quiere preguntar qué grado de minusvalía -vocablo más usado aunque el más correcto sería el de discapacidad- puede obtener para cobrar una ayuda. José es un vecino que quiere instalar un ascensor en su bloque, de cuatro pisos y más de 40 años de existencia. Rosa, que tiene una discapacidad física, opta a una plaza de administrativo de la Junta, pero le han incluido en el cupo que se reserva a las personas con discapacidad psíquica y desea aclarar esta situación.

Estas tres personas han pasado hace pocos días por la sede de Cermi (el Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de Extremadura) en busca de su servicio jurídico. En poco más de dos meses, casi medio centenar de personas ha reclamado asesoramiento.

Alfonso Cortés, un joven abogado ciego de Alcuéscar, coge el tren cada día desde Cáceres a Mérida para desarrollar su trabajo: asesoramiento y orientación jurídica. «Nuestra tarea es esa, no la de actuar como abogados en caso de que los asuntos lleguen a juicio. En cualquier caso, damos las pautas necesarias en esas ocasiones y, en la mayoría de las consultas, actuamos como fuente de información, porque en la vida diaria se plantean muchas preguntas», confiesa Cortés.

Esas preguntas se refieren tanto a cuestiones de índole económica -¿deduce para el impuesto de sucesiones y patrimonio el ser una persona con discapacidad?, ¿es compatible recibir una pensión no contributiva con otras ayudas?, ¿qué hay que hacer para obtener el grado de discapacidad y su revisión?- como las relaciones con iniciativas para conseguir una mejora general de la accesibilidad, así como la eliminación de barreras arquitectónicas, tanto en bloques de viviendas como en las calles y los edificios públicos.

Caso y propuestas

«Esta decisión vulnera varios preceptos constitucionales, como el de la igualdad, seguridad jurídica y el de la no discriminación», enfatiza el letrado de Cermi.

El servicio se ofrece a las personas con discapacidad y a sus familiares, pero de forma especial a las entidades, nueve en total, que conforman Cermi, según subraya el abogado, quien insiste en que la orientación jurídica es la base fundamental del servicio pero no la única.

Propuestas legales y formación para conocer mejor la normativa en accesibilidad y dependencia son otras cuestiones que se mueven desde este gabinete.

«Desde Cermi vemos las necesidades que plantea la gente y, sobre ellas, elaboramos una política de actuación. Elaboramos propuestas legales y aspiramos a convertirnos en interlocutores de pleno derecho con las distintas administraciones», dice Cortés.

Las consultas para recibir asesoramiento o las propuestas se pueden realizar personalmente (local situado en la calle Muza, 38, en horario de 8 a 15 horas de lunes a viernes), vía telefónica (924 302 942) y por correo electrónico (gerenciacermiex@cermi.es).

Del mismo modo, se aboga por impartir cursos de formación sobre el Marco de Atención a la Discapacidad en Extremadura (Madex) y, específicamente, sobre la conocida como Ley de Dependencia. «Es la más importante que se ha aprobado en los últimos tiempos sobre la discapacidad y necesita ser explicada y conocida en su totalidad», apunta el responsable del servicio jurídico.