Pedraja afronta su mayor homenaje

El artista afincado en Badajoz sigue pintando a los 79 años y hoy inaugura su Exposición Antológica 1950-2007 Es una de las referencias de la pintura moderna en España

J. L. G.
Francisco Pedraja Muñoz con una de sus obra expuestas en el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz, donde se han reunido 116 de sus cuadros. / ALFONSO/
Francisco Pedraja Muñoz con una de sus obra expuestas en el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz, donde se han reunido 116 de sus cuadros. / ALFONSO

Humilde, sabio y siempre cariñoso, Pedraja se enfrenta a su pasado en forma de homenaje. 57 años de emotivas pinceladas han quedado reducidos a varias salas del Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz, donde el artista madrileño adoptado por Extremadura inaugura esta tarde su Exposición Antológica 1950-2007.

Madrid, Francia y Extremadura guían la selección supervisada de cerca por Francisco Pedraja Muñoz, que a punto de cumplir ochenta años conserva una lucidez y un estado de forma excepcional que le ha permitido manejar todos los hilos para que la muestra, de 116 cuadros distribuidos por temas, pueda resumir las más de 700 obras que pintó desde su juventud. Hasta se ha ofrecido a restaurar o retocar algún lienzo de su primera época. Se trata de una antología impulsada por la Consejería de Cultura y Turismo que tiene detrás dos años de trabajo, ya que los cuadros de Pedraja están dispersos por colecciones privadas de toda España y diversas instituciones, desde la Asamblea a la Universidad de Extremadura en la que todavía ejerce la docencia.

En la síntesis obtenida predomina el paisaje y el bodegón, géneros que durante el siglo XX han trascendido más allá de los límites de la comunidad autónoma gracias a la maestría y atrevimiento de un hombre al que los críticos le achacan querer buscar siempre la verdad. Aficionado al expresionismo, se le considera una de las referencias de la pintura moderna en España.

«El motivo de esta exposición es hacer un merecido homenaje en la ciudad donde ha vivido y ha trabajado tantos años. La figura principal queremos que sea el pintor», explica Fernando Pérez, técnico de arte de la Junta de Extremadura y coordinador de la exposición, que se podrá visitar hasta el 28 de enero del 2008 en la dos primeras plantas de la pinacoteca pacense.

La antología viene acompañada de un catálogo de 270 páginas en el que han intervenido el propio Fernando Pérez y el hijo del artista, José María Pedraja.

París, Madrid

Javier Rubio Nomblot, crítico de ABC y comisario de la exposición, tiene sus preferencias en el recorrido artístico de Pedraja. «Me gusta la sala dedicada a París (durante su viaje de novios) porque en esa época es cuando se ve al primer pintor maduro.

Después es interesante la sala de los suburbios, cuando Pedraja llega a Madrid y por último su pintura de los años 90». El experto explica que durante la selección decidieron prescindir de algunos experimentos con la abstracción, aunque mantuvieron algún paisaje de este tipo.

La antológica que hoy se estrena vendrá precedida de un acto que comienza a las 20 horas y al que acudirán varias personalidades del mundo del arte y relacionados con el artista.

Fotos

Vídeos