Pacto ibérico para sacar al lince del catálogo de especies en peligro crítico

Extremadura se suma a esta iniciativa que pretende la suelta en el 2010 de animales criados en cautividad

EUROPA PRESS
Pacto ibérico para sacar al lince del catálogo de especies en peligro crítico

El Ministerio de Medio Ambiente y las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura firmaron ayer en Sevilla el 'Pacto ibérico por el lince', un memorando de entendimiento con el fin de desarrollar un único programa coordinado de actuaciones para la aplicación de la Estrategia para la Conservación del Lince Ibérico.

A la firma del acuerdo asistieron la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona; el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro; la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Fuensanta Coves; el consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez, así como el ministro de Medio Ambiente de Portugal, Francisco Nunes Correia, quien firmó el pasado mes de agosto en Lisboa con el Ministerio de Medio Ambiente de España un acuerdo de cooperación relativo al Programa de Reproducción en Cautividad del Lince Ibérico.

Según Narbona, el acuerdo firmado irá encaminado a desarrollar la Estrategia para la Conservación del Lince Ibérico, que actualmente se encuentra en fase de revisión, y que contará con objetivos cuantificados en el tiempo, «que logren sacar a esta especie del catálogo de especies en peligro crítico».

Para ello, la ministra indicó que su departamento invertirá entre 2006 y 2010 más de siete millones de euros, que se unirán a los 26 millones de euros que aporta la Unión Europea, a través del proyecto Life.

Otra de las acciones que el Ministerio emprenderá para la conservación de esta especie es la creación de una estrategia de conservación del conejo, «cuya disminución constituye la amenaza más evidente para el futuro del lince». Dicha estrategia, según explicó Narbona, «requiere de un diálogo muy estrecho con las federaciones de caza, que actualmente están colaborando satisfactoriamente».

En su intervención, la ministra de Medio Ambiente dijo esperar que en un futuro «no muy remoto» las comunidades autónomas de Madrid y Castilla y León, lugares donde habitaron importantes poblaciones de lince antes de los años 90 y con evidencias de presencia actual de la especie, «firmen también dicho acuerdo». Si bien, indicó que hasta la fecha, «ambas no han mostrado interés».

De igual modo, la titular del ramo consideró la firma del Pacto Ibérico por el Lince «un reconocimiento al trabajo que desde hace unos años realizada el Gobierno andaluz y la sociedad para frenar el declive de esta especie». No obstante, agregó que tanto Castilla-La Mancha como Extremadura «también están desarrollando iniciativas al respecto y mostrando su compromiso institucional en esta cuestión».

Especie simbólica

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente de Portugal señaló que el pacto firmado «no habría sido verdaderamente ibérico si no contara con la presencia de Portugal». Asimismo, se mostró «feliz» porque el gobierno español les haya aceptado «en una familia que une sus esfuerzos para salvar a una especie simbólica de nuestro territorio».

«Estamos construyendo un centro de cría en cautividad de linces en el Algarve para el que es absolutamente necesario el apoyo tecnológico del centro de Doñana», añadió Nunes.

Por su parte, el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, aseguró que en esta región hace 12 años que se llevan a cabo actuaciones para la recuperación del hábitat natural de esta especie y que anunció que está previsto que en 2008 se inaugure un centro de cría en cautividad en la localidad de Zarza de Granadilla (Cáceres).

«Los gobiernos tenemos una responsabilidad moral en la conservación de las especies, que también forman parte de nuestro patrimonio. Con este convenio se da un paso más y un nuevo impulso a los trabajos que persiguen superar la crítica situación en la que se encuentra el lince ibérico», concluyó.

Población

La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía estimó la población de linces en la comunidad autónoma entre 200 y 250 ejemplares. Si bien, añadió que tan sólo en 2007 se ha registrado el nacimiento en libertad de al menos 44 cachorros en el Espacio Natural de Doñana y en el Parque Natural Sierra de Andújar. Además, desde 2003 y hasta la fecha, los linces nacidos en libertad de los que se tiene noticia son 228, de los que 164 corresponden a Sierra Morena y 64 a Doñana.

Así, Narbona y Coves estimaron que las primeras reintroducciones de ejemplares de lince ibérico en territorios de España y Portugal, --procedentes de Andalucía--, se producirán en 2010, si bien precisaron que ello dependerá «del ritmo de la supervivencia de la especie, de las exigencias de la comunidad científica y de que se superen los 60 ejemplares del Programa de Reproducción en Cautividad del Lince Ibérico, que se lleva a cabo en la comunidad andaluza».

Respecto al número de ejemplares que en Castilla-La Mancha, el consejero de Medio Ambiente indicó hasta la fecha se han contabilizado, a través de avistamientos y análisis de excrementos, un total de 15. Entre ellos se encuentran tres hembras adultas, dos machos adultos, cuatro subadultos -dos machos y dos hembras-, y seis cachorros.

Fotos

Vídeos