El Forma Cáceres se conjura para salvar las dificultades

El equipo, que necesita sumar una victoria, se enfrenta esta tarde al Ocaña (18 horas) sin Purao, Cassio y Luis Coria

M. F. S.

Tras el duro golpe que supuso la última derrota del Forma Cáceres 2016 de fútbol sala, los chicos de Gustavo Montero viajan a Toledo para enfrentarse con el Ocaña, el subcampeón de la pasada temporada. La cita tendrá lugar a partir de las 18.00 horas en el Pabellón 'Rafa Yunta'. El equipo cacereño ha estado preparándose durante esta semana los puntos que han fallado a lo largo de la temporada: despistes defensivos, presión en el ataque con el marcador en contra y falta de materialización.

El partido en Ocaña se prevé de máxima dificultad, ya que se trata de un grupo veterano, consolidado en la categoría y con sobrada experiencia.

Los inconvenientes vuelven a repetirse en forma de bajas. Purao no viajará con el equipo, ya que en el último choque, el brasileño vio tarjeta roja por cortar el balón con la mano fuera del área cuando jugaba como portero-jugador. Por su parte, Cassio y Luis Coria, que se han realizado ecografías para analizar el alcance de sus molestias físicas, siguen sin entrenar y probablemente está descartada su participación. Por tanto, Gustavo Montero sólo contará con nueve efectivos, un obstáculo en cuanto a rotaciones se refiere. Aún así, el club asegura que la plantilla se «ha conjurado» para salvar todas estas adversidades.

El Ocaña ha cosechado notables resultados en División de Plata de la mano del técnico Enrique Gónzalez, que cumple cuatro campañas dirigiendo desde el banquillo toledano. Hace tres temporadas, el equipo quedó quinto; hace dos, tercero; y la pasada campaña cayó derrotado en la primera fase del ascenso a División de Honor.