Detienen a una banda de rumanos especializada en robos a Maxi-Día

En Extremadura están acusados de haber hurtado presuntamente en los centros comerciales de Mérida, Don Benito, Almendralejo, Trujillo y Miajadas

CELIA HERRERA
Detienen a una banda de rumanos especializada en robos a Maxi-Día

Tres agentes del Grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría de Mérida han participado en una operación conjunta, y de ámbito nacional, de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que se ha saldado con la detención de 38 rumanos acusados de pertenecer presuntamente a una banda especializada en el robo de centros comerciales de la marca 'Maxi-Día', según confirmaron ayer responsables policiales.

Además de numerosos robos realizados en Castilla-La Mancha y Andalucía, a los detenidos se les imputa el robo de los establecimientos 'Maxi-Día' de Mérida, Don Benito, Almendralejo, Trujillo, y Miajadas.

La Policía Nacional detectó su presencia en Extremadura a finales del mes de mayo de este año, cuando se produjeron dos robos sucesivos y similares en los 'Maxi-Día' de Mérida y Don Benito los días 22 y 23 de mayo. El de Almendralejo ha sido uno de los últimos en ser visitado por la banda antes de la detención de sus componentes.

A por las cajas fuertes

En Mérida utilizaron el mismo sistema que en el resto: hicieron un butrón en el tejado, y forzaron la caja fuerte, de la que se llevaron algo más de 10.000 euros. En otros establecimientos llegaron a sustraer cantidades mayores, de hasta 20.000 euros, guardados en las cajas fuertes a la espera de su traslado al banco, explican fuentes policiales.

Los investigadores se percataron de que podría tratarse de una banda especializada cuando intercambiaron información con agentes de Castilla-La Mancha, donde también estaban sufriendo robos similares.

Fue entonces cuando Policía Nacional y Guardia Civil de Mérida y Castilla-La Mancha organizaron la operación denominada 'Hole', agujero en castellano, en referencia a los butrones (aberturas en las paredes o techos) que practicaba la banda en los centros comerciales en los que robaban.

Los ladrones aprovechaban el hecho de que la mayoría de los centros comerciales 'Maxi-Día' presentan similitudes arquitectónicas y de distribución, por lo que se especializaron en la localización de las medidas de seguridad y de las cajas fuertes, cuyo contenido en metálico era su principal objetivo.

Antes del robo, parte de la banda se dedicaba a visitar los establecimientos para localizar las medidas de seguridad y la posible ubicación de la caja fuerte. Días después, otro grupo se encargaba de subir al tejado y practicar el butrón para introducirse en el interior del local, a veces desplazándose por el falso techo hasta llegar al recinto en el que se encontraba la caja fuerte.

El dinero a Rumanía

Por último, otros miembros de la banda viajaban a Rumanía llevándose el botín conseguido, por lo que los agentes no han podido encontrar el dinero robado.

Investigadores de Mérida y Castilla-La Mancha han estado siguiendo a la banda en su recorrido por el país, ya que cada vez operaban más lejos. Recientemente han actuado en centros comerciales de Huelva y Almería.

Una vez localizados sus centros de operaciones, agentes de los dos Cuerpos registraron a finales de la semana pasada 11 domicilios en las localidades de Manzanares, Valdepeñas y Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), y Yébenes (Toledo).

Allí detuvieron a los 38 rumanos y encontraron numerosos objetos robados en otros establecimientos, como cámaras, teléfonos móviles, y tecnología de imagen y sonido, así como el material empleado en los robos: cuerdas de escalada, guantes, pasamontañas, equipos de escucha, etcétera.

Fotos

Vídeos