Federer contra todos

El número uno del Mundo no compite desde septiembre, al igual que el otro gran favorito del torneo, Rafa Nadal

COLPISA

El Masters Series de Madrid arranca hoy con las tres primeras estrellas del circuito en la parrilla de salida. Roger Federer sale a escena para defender el título conseguido el año pasado tras derrotar en la final al pegador chileno Fernando González por 7-5, 6-1 y 6-0. Exento esta temporada de la primera ronda en su condición de máximo favorito, le tocará en la segunda vuelta vérselas probablemente con el austriaco Melzer.

El suizo lleva inactivo desde el pasado mes de septiembre cuando disputó la eliminatoria de Copa Davis frente a la República Checa. En aquella confrontación se impuso a Stepanek y Tomas Berdych. Ahora su objetivo es el de conquistar de nuevo el triunfo en el Madrid Arena. Está claro que el helvético se ha convertido en la gran atracción del evento, que al mismo tiempo cobra singular trascendencia por la participación también de Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, otros dos serios candidatos a la victoria. Con este trío de artistas de la raquetas, el espectáculo está asegurado de antemano.

Nadal tiene problemas

La posibilidad de un nuevo duelo entre Federer y Nadal, que sería el 14º enfrentamiento entre ambos, constituye un claro motivo para provocar el abarrote en los graderíos. Nadal, por su parte, ha tenido problemas con su dichosa tendinitis en una rodilla. Por eso permaneció en el llamado dique seco desde que perdió ante David Ferrer en cuatro sets en la cuarta ronda del US Open. Este forzoso le ha permitido, asegura él, recargar las baterías. Como segundo cabeza de serie no disputará en Madrid la primera ronda y todo apunta a que en la segunda se cruzará con el chipriota Baghdatis.

El sorteo se realizó en la propia pista central del complejo, justo después de que Carlos Moyá y Federer disputasen un partidillo de entrenamiento. «El número uno», dijo Moyá al acabar, refiriéndose al helvético, que estuvo «vigilado» desde una de las sillas de los recogepelotas por su novia y manager Mirka Vavrinek.

Luego, bajo los acordes de la banda sonora de 'Misión Imposible' y escoltados por las tres figuras de Guerreros de Terracota, con las caras de Nadal, Federer y Djokovic, los tres clasificados ya para la Copa Masters de Shanghai, fueron saliendo los emparejamientos para el cuadro final.

Una cuarta figura de estos Guerreros de Xiam espera tener cabeza en las próximas horas. El ruso Nikolay Davydenko, cuyo billete para Shanghai ya esta casi disponible, es el siguiente. «Solo falta colocar la cara», dijo la escultora Laury Dizengremel, a quien se le ha encargado colocar la cabeza de cada uno de los tenistas clasificados a los cuerpos de los guerreros.

Otro de los que aspira con razones sobradas para ese honor es David Ferrer, quien ayer no podía disimular su alegría. «David ya tiene el 90% de la estatua construida, tan sólo le faltan los pies», confesó Moyà, que como Robredo también aspira a ganarse un puesto para Shanghai. Nueve son los españoles que competirán este año, con un duelo fratricida, el que mantendrán Verdasco y Montañés.