Wálter, medio centro argentino, llega como refuerzo al Cacereño

J. SERRANO

«Me ha gustado el equipo. Ha dado la cara». Félix Campo volvió al palco y disfrutó con el juego y con la victoria del Cacereño. El presidente transmite la idea de devolver la normalidad al club con su presencia. Prometió que vendría al estadio cada 15 días y lo está cumpliendo. Ayer, cuando se le preguntó si con nuevas inversiones el panorama sería distinto, tiró de un discurso que ya ha repetido anteriormente: «También hace falta que venga más gente al estadio y que el equipo se vea arropado». Campo, receptivo a la petición de un medio centro del entrenador, ha dado el OK a la llegada de Wálter, que ayer no jugó por un problema en la tramitación de su ficha, confirmaron fuentes del club.

Se trata de un jugador de corte defensivo pero con buen toque, que servirá de complemento a Rezzónico y Luis Jiménez. Tiene 23 años y viene del fútbol andaluz.

Sobre el encuentro, Fran Nacarino, destacó la predisposición de sus futbolistas ante los equipos de cierta entidad, como el Don Benito. Al entrenador del Cacereño le sorprendió el fútbol directo de los calabazones.

Cambiar el arbitraje

«No me estaba pareciendo justo el arbitraje y creí que había que cambiarlo. Traté de hacerlo con la expulsión», confesó Nacarino, que felicitó uno por uno a sus jugadores tras el partido. El detalle fue la celebración de Sergio, con señal al cielo, instantes después de que se guardase un minuto de silencio por Adri (Chinato).

«No puedo decir si fue o no penalti.», se limitó a indicar Agustín Izquierdo. El preparador del Don Benito destacó la pegada del Cacereño: «Ha aprovechado nuestro primer fallo defensivo». Al estilo Schuster con Messi, dijo que a Massoni se le debió hacer falta.