Tercera derrota del Habitacle

El conjunto extremeño perdió ante el Cajasur en el último tramo del choque

GECA SPORT
El Habitacle falló en el último cuarto ante el Cajasur. / E. BORRAJO/
El Habitacle falló en el último cuarto ante el Cajasur. / E. BORRAJO

El Habitacle Badajoz perdió en un encuentro disputado en el que tuvo opciones de llevarse algo positivo, pero en el que en el último cuarto se desmoronó ante el empuje de un Cajasur, que destapó el tarro de las esencias en el último tramo del partido consiguiendo un parcial de 22-8 que dinamitó las posibilidades de victoria por parte del conjunto extremeño.

El encuentro, entre dos de los equipos gallitos de la categoría, llamados a estar al final de la temporada en los puestos altos y luchando por el ascenso, comenzó de forma muy igualada con dos equipos que se marcaban y se tomaban distancias, pero en el que los ataques siempre brillaron por encima de las débiles defensas que se veían, esto explica el abultado 25-27 con el que se llegaba al final de la primera manga del partido.

El segundo cuarto continuó por el mismo sendero, dos equipos muy enchufados que no daban un balón por perdido. El Badajoz se jugaba mucho y puso más empeño a la hora de reforzar su defensa, lo que propició que el Cajasur se atragantara en los primeros minutos, sin embargo la incuestionable calidad de los jugadores locales permitía encontrar siempre alguna posición cómoda de tiro y no dejaba que el Habitacle, que gozaba de exiguos parciales, se pudiera marchar en el marcador.

En el tercer parcial se vio la mejor versión del Habitacle, comandado por Baque y Laue. El equipo visitante logró poner tierra de por medio por primera vez de forma clara en el partido, si tenemos en cuenta que no se habían visto ventajas de más de cuatro puntos para uno u otro contendiente.

En el último periodo, la buena cadencia anotadora y la pájara incomprensible del Habitacle dieron al traste con todas las esperanzas qque se habían alimentado a lo largo del encuentro. De nuevo Gelsi apareció en escena, bien comandado por Garrido, y dieron un golpe de autoridad tal que se pusieron por delante en el marcador y acabaron el encuentro con la máxima renta de 85-76, una victoria mucho más inflada de lo que se mereció el cuadro granadino, pero justa a tenor del flojo último cuarto de los jugadores del Habitacle.