Jorge Lorenzo buscará el doblete en Australia en 250 cc

Rossi y Dani Pedrosa lucharán por el subcampeonato en MotoGP, ya que el título está en manos Stone

MARÍA JOSÉ GARCÍA
Mattia Pasini, Mika Kallio y Jorge Lorenzo observan a un indígena. / REUTERS/
Mattia Pasini, Mika Kallio y Jorge Lorenzo observan a un indígena. / REUTERS

El Mundial aterriza en Australia para rendir homenaje a Casey Stoner y para que Jorge Lorenzo logre su segundo campeonato de 250cc consecutivo. El mallorquín llega a Phillips Island con 34 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso. El italiano ha finalizado segundo en las dos últimas carreras y ya sabe ganar en el circuito de las antípodas. Además, considera favorable el trazado para su Honda. A Lorenzo le vale con ser primero y que su rival no termine entre los cinco primeros.

Si Lorenzo acaba segundo en Australia puede ser también campeón siempre que Dovizioso acabé décimo y condicionado también a que el vencedor no sea Alex de Angelis. Hay muchas combinaciones posibles, aunque ninguna es fácil y además la lluvia, prevista para el fin de semana, puede acabar complicado aún más las cosas. No obstante, Phillip Island ha visto la coronación de Dani Pedrosa o de Álvaro Bautista en 125cc. En esta categoría, se prevé otra lucha entre Héctor Faubel y Gabor Talmacsi.

El húngaro ocupa la primera posición en la general con nueve puntos de ventaja sobre el piloto valenciano, pero los dos saben que hay que contar con el resto de rivales en una la categoría donde se vende muy caro cada punto. Pasini es otro de los grandes favoritos, sin olvidar a Koyama o a otros como Corsi, Pesek, o Sergio Gadea.

Fiesta australiana

En MotoGP, Stoner ha revolucionado a su país. Sus triunfos han hecho que aumenten en un 150% la venta de entradas. Incluso la organización ha tenido que colocar gradas suplementarias para ver al nuevo campeón en acción sobre su Ducati, pero también para animar a West y a Vermeulen. Además, el nuevo campeón intentará lograr el triunfo para que la marca italiana se haga de paso con el título de constructores.

Además, Rossi y Pedrosa lucharán por el subcampeonato, aunque el italiano parte con ventaja. Saca 26 puntos al catalán y correrá en una pista donde ha ganado siete veces. "Es una cita muy importante porque muchos de mis mecánicos son australianos. Es una pena que no hayamos podido mantener el campeonato vivo un poco más pero ahora ya no tenemos presión, nos lo tomaremos carrera a carrera e intentaremos ganar las tres que faltan", apuntó el piloto de Yamaha. Por su parte, para Dani es un circuito de recuerdos contrapuestos. Fue aquí donde sufrió una importante lesión en ambos tobillos y también donde sentenció su segundo título del cuarto de litro.