Los padres piden vacaciones escolares que concilien la vida familiar y laboral

Los periodos no lectivos españoles, más largos y homogéneos que los europeos

MILAGROS ASENJO

La vuelta de los niños al colegio ha traído para miles de familias la solución al problema que plantean las vacaciones en una sociedad donde, cada vez con más frecuencia, el padre y la madre deben pasar largas horas fuera del hogar por motivos laborales. ¿Son demasiado largas las vacaciones escolares? ¿Tienen los estudiantes españoles menos horas lectivas que los de otros países desarrollados? Son preguntas que cobran actualidad con el nuevo curso.

Los escolares españoles tienen una de media de 909 horas de clase obligatorias por curso en casi todas las edades, según el informe 'Panorama de la Educación 2007', elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esto significa que la carga lectiva total para los alumnos de Primaria y Secundaria en España es mayor en distintas tramos de edad que la media de los países de la OCDE y de la Unión Europea (UE). El informe, con datos del curso 2004-05, establece tres bloques de edades al referirse a las horas lectivas: alumnos de entre 7 y 8 años; de 12 a 14 y de 15 años. Con algunas diferencias, se corresponde con Primaria y Secundaria Obligatoria (ESO), ya que en España, los estudios de Secundaria Superior posobligatoria (Bachillerato y Formación Profesional de Grado Medio) se inician en el mejor de los casos a los 16 años.

Importantes diferencias

Con todo, este indicador registra importantes diferencias entre los países de nuestro entorno. En Educación Primaria, Finlandia tiene 530 horas lectivas, los Países Bajos cuentan con 940 e Italia con 990 horas. Estas distancias se reducen en los alumnos de 15 años. Así, Suecia registra 741 horas (cifra idéntica para todos los tramos estudiados) frente a las 1.089 de Grecia y las 1.069 de Italia.

El tiempo medio dedicado a las distintas áreas en España para los alumnos de entre 9 y 11 años es similar a las medias de la OCDE y de la UE. Para los escolares de entre 12 y 14 años el tiempo por asignatura guarda algunas diferencias. Es parecido en Lengua y Ciencias e inferior en Matemáticas, Ciencias Sociales, Lengua Extranjera y Educación Física. Sólo es superior en Enseñanzas Artísticas.

Los alumnos españoles de Primaria tienen, según el desarrollo de la Ley Orgánica de Educación (LOE), más horas de Matemáticas y menos de Lengua, que pierde 25, las mismas que Conocimiento del medio. Por el contrario, Matemáticas cuenta con 45 horas más. En total en los seis cursos, Lengua dispone de 875 horas; Matemáticas, 560; Conocimiento del medio, 490; Lengua extranjera, 313; Educación Física, 315; Religión, 315, y Ciudadanía, 50.

En la ESO, la carga lectiva de Ciencias de la Naturaleza es de 230 horas; Ciencias Sociales, Geografía e Historia, 420; Educación Física, 140; Lengua, 475; Matemáticas, 385: Religión, 140 y Ciudadanía 35 horas, a las que se añaden las mismas en Educación ético-cívica.

En cuanto a los días lectivos, la media española es de 175,20 para Infantil y Primaria y 173,52 en ESO, según la Confederación laica de padres de alumnos Ceapa. Como ejemplo de otros países, destacan los 180 días de Francia, los 188 de Alemania y los 200 de Italia. No obstante, la media europea es muy similar a la española, lo mismo que el total de jornadas no lectivas. Ocurre, sin embargo, que nuestros periodos de descanso son más homogéneos y largos que los de nuestro entorno, que tienen más parones. Algunos argumentan que las tradiciones festivas españolas, las necesidades de formación del profesorado y hasta el clima, sobre todo en algunas regiones, justifican este sistema.

Así las cosas y debido al nuevo modelo de sociedad en el que el padre y la madre trabajan, tanto la Confederación católica Concapa como la laica Ceapa defienden que las vacaciones concilien la vida familiar y laboral. Es cierto que se ha avanzado con la apertura de los centros fuera del horario lectivo y en vacaciones para actividades extraescolares.

El informe de la OCDE ha analizado también el número de horas de clase que imparte cada profesor español. En Primaria, cada profesor español imparte al año 880 horas de clase, frente a 805 de media en la OCDE. Por el contrario, en la ESO las horas lectivas anuales del profesor son 581 frente a 704 de los países desarrollados. Los docentes de Secundaria posobligatoria (Bachillerato y FP) imparten 564 horas frente a las 663 que suma la media de la OCDE.

Otro aspecto destacado del sistema educativo español y que afecta a la calidad de la enseñanza es el número de alumnos por clase y por profesor. Los datos del estudio deparan grandes variaciones entre los países que forman parte del mismo. Además, en razón de la naturaleza del centro (público o privado) se dan resultados distintos. La media de alumnos por clase en los centros públicos de Primaria es en España de 19,4, más baja que en la OCDE (21,7) y que en la UE (20,3). En los centros privados, la situación es la contraria.

La ratio de alumnos por profesor está en España por debajo de la media de la OCDE en todos los niveles. Si el punto de referencia es la UE, la relación es muy similar en los niveles inferiores y menor desde la segunda etapa de Secundaria hasta la Universidad.

Por niveles, en Infantil existe un profesor por cada 14,1 niños; en Primaria, la ratio es de 14,3 por uno; en la segunda etapa de Secundaria de 8,1 alumno por docente y en la Terciaria (Universidad Bachillerato y FP superior) de 11,9 estudiantes por cada profesor.