1.500 socios y una plaga de bajas

El Cáceres mejora la respuesta social que tuvo en la LEB, y el equipo se sobrepone a una sucesión de ausencias que llega hasta su equipo EBA

M. M. N.

El Cáceres vende optimismo. Sobre la pista decide el discurso de un equipo netamente ganador, aupado a las alturas de la clasificación en el grupo de los mejores. En los despachos, el objetivo está claro. Se busca la complicidad con un público que se considera fiel, un aficionado que mezcla los sinsabores del pasado con una dosis evidente de abstinencia nunca superada. Ante Tarragona, la estadística oficial dio una cifra superior a los 2.600 espectadores. Desde la junta directiva se niega que estuviese hinchada a propósito. Ayer, el responsable de prensa, Jorge García, anunció que se ha rebasado la cifra de 1.500 abonados. Sólo desde la enfermería llegan malas noticias.

En la anterior etapa en la LEB, el Cáceres siempre se movió sobre la frontera de los 1.500. Ése era el objetivo en la temporada 2004-05, aunque, según informó en su despedida la junta directiva, finalmente, los abonados aportaron al presupuesto 30.000 euros menos de los previstos. El año anterior (2003-04), el club fue incapaz de pasar de los 1.400 socios. La asistencia a los encuentros en la última campaña en LEB se movió entre los 2.000 y los 2.500 espectadores, números en la misma línea que se encuentran los de la actual temporada. «A partir de ahora, el objetivo será llegar a la emblemática cifra de socios 2.016», anuncia el Cáceres, que reconoce que una parte significativa de los carnés colocados en el mercado pertenece a empresas colaboradoras.

El Cáceres jugará con el Santa Pola, que aún no conoce la victoria, el sábado a las siete y media de la tarde. El parte de bajas está repleto. David Patten ha viajado a Estados Unidos por una cuestión familiar que se califica como «grave» desde el entorno del jugador, y se espera que esté aquí para el siguiente partido en el Multiusos. Félix Ortiz se sometió ayer a diversas pruebas para determinar el alcance de su lesión de tobillo. Manu Valdivieso sigue sin entrenarse por una tendinitis y hasta Berisha, del vinculado EBA, se perdió el último partido por enfermedad.

Fotos

Vídeos