La UPP sumó su cuarto triunfo consecutivo en Navalmoral

G. S.

La UPP sumó su cuarto triunfo consecutivo, que le afianza en la tercera plaza, a costa de un Moralo que sufrió su segunda derrota seguida en casa. El cuadro visitante mereció la victoria, ya que aprovechó bien su buena colocación, sobre todo, en la primera media hora de juego. En ése tiempo los placentinos marcaron dos goles y encarrilaron el partido. Juanjo abría el marcador poco antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora y Redondo hacía el 0-2 poco después. Antes del descanso los locales recortaban diferencias por medio de Gallardo. El Moralo fue el gran dominador del segundo periodo, en parte por la expulsión de Emilio Gil, pero no supo encontrar la forma de crear verdadero peligro.

El Plasencia se adelantó en el marcador gracias a un duro disparo de Juanjo dentro del área tras recoger un tiro mordido de su compañero David Mora, cuando se habían disputado 14 minutos. Sin casi tiempo para la reacción local, Redondo marcó de cabeza después del saque de una falta de Emilio Gil. Poco más de 20 minutos de juego y 0-2 para el Plasencia, mal se ponían las cosas para los locales.

Para el conjunto de Navalmoral fue un auténtico mazazo ese segundo tanto y estuvo cerca de recibir el tercero sino hubiese estado atento por bajo su guardameta Marcano a disparo del capitán Juanjo.

Poco a poco el equipo local fue despertándose y a punto estuvo de empatar antes del descanso. Así, un mal entendimiento entre Santaella y su guardameta David Mena lo aprovechó Gallardo para mandar el cuero al fondo de las redes. En la segunda mitad sólo Sema y Javi Herrera comprometieron a David Mena, que volvió a estar muy acertado.

Poco bagaje para un Moralo que controló el juego y el balón ante un Plasencia que no generó ningún apuro a la zaga local en los segundos 45 minutos. Los locales lo intentaron ya que solo un gol les separaba de amarrar un punto pero fueron incapaces de generar verdadero peligro. El Plasencia se limitó a mantener su ventaja de dos goles para quedarse con los tres puntos.