El Imperio logró su primera victoria de la temporada y ya no es colista

LÓPEZ NÚÑEZ

El Imperio Mérida cosechó su primera victoria de la temporada, al derrotar a domicilio al Sporting Villanueva que no conocía la derrota en su campo esta temporada. Los emeritenses necesitaban imperiosamente un triunfo que les permitiera alejarse del puesto de colista y la lograron en un disputado encuentro en el que tuvieron que remontar el 1-0 en contra. José Cayado abría el marcador para el Villanueva a los 27 minutos, y siete después Javi Ramos lograba el empate. En la reanudación el propio Javi Ramos se encargaba de anotar el tanto de la victoria de su equipo.

Como se vaticinaba, el encuentro comenzó con una fuerte lucha de dos equipos que necesitan la victoria a toda costa. Hasta que se llegó al minuto 27 cuando en una internada desde el centro del terreno de juego, José Cayado dribla a varios defensas emeritenses y logra batir al guardameta Pata, poniendo el marcador en 1-0. A partir de este momento, la zaga imperialista se puso manos a la obra para evitar una nueva derrota y siete minutos después, Javi Morales con un fuerte disparo desde dentro del área ponía el marcador en empate a uno.

Una vez iniciado el segundo periodo, cuando sólo se habían disputado dos minutos, Javi Morales batía de nuevo al guardameta local, poniendo el marcador el que sería el definitivo 1-2. Quedaba toda la segunda mitad por delante pero el Sporting fue incapaz de conseguir el empate. El Imperio empleó todas sus fuerzas en amarrar el resultado y hacerse con el primer triunfo de la temporada.

Destacar la gran labor defensiva del Imperio de Mérida en esta segunda mitad del encuentro. El equipo emeritense consiguió romper todas las ocasiones de un Villanueva que luchaba y sufría lo indecible para lograr el empate.

Tras la expulsión de Pedro José en el minuto 73, se rompió la línea defensiva del Imperio, por lo que llegaron numerosas ocasiones del Sporting que buscó con más insistencia el empate. Ocasiones que no logró materializar y finalmente la victoria se la quedó el Imperio que era el que más la necesitaba.