El Rivas le dió una lección al Dato

El equipo pacense, tocado físicamente, perdió la final del torneo por 30 puntos Las jugadoras de Méndez no fueron capaces de parar a Randika Sarenac

NATALIA REIGADAS
Randika Serenac, pívot del Rivasfutura, intercepta a Antoniette Wells, del Dato, durante la final de ayer./
Randika Serenac, pívot del Rivasfutura, intercepta a Antoniette Wells, del Dato, durante la final de ayer.

El Extremadura Dato aprendió ayer un lección, el tamaño si que importa. La pívot del Rivasfutura, Rankica Sarenac, de 1,98 de altura, se convirtió en la pesadilla de la plantilla pacense. La eslovena, nombrada mejor jugadora de la Liga Femenina la temporada pasada, fue un muro para el ataque del Dato y además, marcó 22 puntos. Sarenac abrió una brecha insalvable en el marcador y descentró a las pacenses que tuvieron que despedirse un año más de trofeo de su ciudad con un contundente 52-82. El Memorial 'Sara Pérez' se fue para Madrid. En el partido por el tercer y cuarto puesto, el Mann Filter de Zaragoza se impuso 74-72 al Perfumerías Avenida.

La contundencia del Rivasfutura no fue la única causa del naufragio en la final de ayer. Las jugadoras pacenses pagaron caro el esfuerzo en la semifinal en la que vencieron al Perfumerías Avenida. La plantilla, con cinco bajas, cargaba con demasiados minutos encima y no pudo mantener el excelente nivel que les había colado en la final.

El encuentro de ayer comenzó favorable para el conjunto local. méndez repitió el cinco que le había dado la remontada el sábado ante el Perfumerías; Infantes, Mavi, Wells, Stevenson y Dapo. La combinación parecía funcionar y con tres triples del Dato, la igualdad parecía posible (9-11). Pero el entrenador del Rivas, Alberto Ortego, dio salida a la alero francesa Nicole Antibe y Sarenac comenzó a sentirse cómoda en la cancha pacense. Los ataques de esta pareja fueron el comienzo del fin dejando el marcador 13-22 al finalizar el primer cuarto.

Un muro esloveno

Al comienzo del segundo tiempo la defensa pacense salió más contundente pero su fuerza duró poco. Sarenac estaba en todas partes. Cuando la base Lorena Infantes, que realizó un gran esfuerzo con 14 puntos, colocaba un balón bajo el aro del Rivas, el muro esloveno cortaba todo acercamiento. La efectividad de esta jugadora fue tal que entre las dos extranjeras del Extremadura Dato, Wells y Stevenson, sólo marcaron 8 puntos.

Con el ataque local fuera de combate, el Rivas estaba cómodo en el pabellón de La Granadilla y Nicole Antibe junto con Catherine Joens lo demostraron acribillando la canasta del Dato. La diferencia se hacía insalvable (30-45).

Tras el descanso, la tónica fu ela mima. Amra Dapo, la mejor de las locales con 17 puntos, hacía todo lo posible por atacar pero el Rivas no permitía a las pacenses imponer su ritmo. En cuanto el encuentro se aceleraba, las madrileñas lo paraban, lanzaba y siempre acertaba. «Estas las enchufan todas» se escuchó entre el público.

Con la salida de la cancha de Rankica sarenac, el dapo cogió algo de aire y el eje Dapo, Infantes y Aragoneses volvió a funcionar. pero era tarde y un 40-64 daba paso al último cuarto. En este tiempo se vio el desgaste del equipo local que no podía más y sobretodo, se vio a Patricia Argüello, del Rivas, que con diez puntos rubricó la victoria de su equipo (52-82). Las madrileñas conforman una plantilla que pretende luchar este año por el campeonato y ayer dieron la impresión de ser más que capaces. Por su parte, el Extremadura Dato se llevó una lección pero sabiendo que aún quedan 20 días para la Liga. Hay mucho que aprender pero también, mucho por enseñar.

Fotos

Vídeos