El setenta por ciento de los colegios ya ofrece servicio de acogida y desayuno

18 de los 26 centros de Infantil y Primaria que hay en Cáceres abren sus puertas una hora antes del inicio de las clases para facilitar la vida a las madres trabajadoras

MARÍA JOSÉ TORREJÓN
Pequeños usuarios del servicio de acogida del colegio público Nuestra Señora de la Montaña. El comedor abre las puertas a las 7,45. / JORGE REY/
Pequeños usuarios del servicio de acogida del colegio público Nuestra Señora de la Montaña. El comedor abre las puertas a las 7,45. / JORGE REY

18 de los 26 colegios de Cáceres (el 70 %) abren sus puertas una hora antes del inicio de las clases. Algunos sirven el desayuno, otros ponen las instalaciones para que los niños se tomen los alimentos que traen de casa y los hay que sólo brindan a los padres la opción de dejar a sus hijos en la escuela a las ocho menos cuarto de la mañana en lugar de hacerlo a las nueve.

Jesús López presume de que el centro que dirige, el colegio Giner de los Ríos, es pionero en esta iniciativa. El servicio echó a andar hace 20 años con siete niños y ahora tiene 30 usuarios. Hay quince alumnos en lista de espera. «Observamos que los padres de nuestros alumnos eran matrimonios trabajadores y tenían que pedir permisos en la oficina para traer a sus hijos al colegio», explica. Así surgió la idea de contratar a una cuidadora para que se hiciera cargo de los niños durante una hora y la de ofertar un menú de desayuno. Dos décadas después, el formato se mantiene. El coste medio del servicio es de 38 euros mensuales por usuario.

El colegio Giner de los Ríos gestiona de forma directa su servicio de acogida y desayuno, pero no es lo habitual. Lo común es que sea la asociación de madres y padres (Ampa) de cada centro quien se encargue de poner en marcha, mantener el servicio y decidir si la comida se trae de casa o se sirve en el centro educativo.

María Montaña Turégano es la canguro del colegio Nuestra Señora de la Montaña, situado en la avenida Alfonso IX. Todas las mañanas recibe en el comedor del centro educativo a María, Andrea, Fernando, Alberto, Jorge y Francisco. «Algunos vienen desayunados de casa y otros se lo toman aquí», apunta. Después, acompaña a los más pequeños a que se laven los dientes, como Javier, que sólo tiene tres añitos. La misión de Montaña finaliza cuando deja a los niños a las nueve de la mañana con el resto de sus compañeros de clase.

Mari Ángeles García ha apuntado a Lucía, de tres años, al servicio de acogida matutina del colegio Virgen de la Montaña. «Yo tengo que entrar a trabajar a las nueve y mi marido entra a las ocho y tengo que dejar a la niña a las ocho y media en el cole. No puedo dejarla más tarde», indica la madre.

Los costes

A las puertas del colegio de la calle Alfonso IX María Teresa López García empuja un carrito de bebé. Tiene dos niños. El mayor tiene tres años y medio y se llama Germán. A partir del día 15 se incorporará al servicio de desayuno del centro escolar. «Me viene mejor por mis horarios. Entro de ocho a ocho y media. Me viene fenomenal porque, si no, tendría que contratar a alguien para que se quedara con él de ocho a nueve y lo trajera al colegio», expone.

El coste del servicio de canguros varía en función del centro escolar y del número de usuarios. En el colegio María Auxiliadora los padres pagan 46 euros mensuales (el servicio incluye desayuno) mientras que en el colegio Paideuterion el coste es de 20 euros, pero no sirven desayunos.

De momento, las aulas matinales, los padres madrugadores y los servicios de acogida son una fórmula opcional. Desde la Federación Regional de Padres de Alumnos (Freapa) se ha solicitado a la Junta de Extremadura que saque una normativa durante este curso para que la oferta de desayunos en la escuela sea obligatoria.

Fotos

Vídeos