El Pines viaja a Elda con la intención de seguir la racha

REDACCIÓN

El Pines de Nino Antúnez se desplazó ayer a Elda con intenciones de continuar con la racha positiva de resultados. En esta ocasión los pacenses viajan hasta tierras alicantinas para enfrentarse a Elda, un rival con perfil de juego completamente opuesto al de Melilla. Mientras en los norteafricanos destacaba su potencial en el lanzamiento exterior, los alicantinos tienen su mejor baza en el juego dinámico con un movimiento rápido del balón y mucho lanzamiento en penetración desde seis metros.

El equipo de Elda además es otro de los repescados por la Federación Española para disputar esta competición del grupo D en Primera División. Si cabe, además lo ha tenido más complicado que el Pines Balonmano Badajoz, ya que no ha acabado de conformar su plantilla prácticamente hasta la semana pasada, con jugadores que han llegado a Elda para ponerse la camiseta y jugar.

Incluso hasta el último momento no ha tenido asegurado el inicio en la competición, ya que sobre tierras eldenses han planeado muchos problemas económicos. No obstante, es «un rival del que no hay que fiarse en absoluto» según comentaba el técnico pacense Nino Antúnez.