Los hosteleros de la Plaza exigen una solución para los 'pedigüeños'

Denuncian que «la situación es ya insostenible, porque los vagabundos se encaran con los clientes» Solicitan al edil de Interior que «la vigilancia policial sea constante en la zona centro durante todo el día»

ANA B. HERNÁNDEZ
A partir de la una de la tarde comienzan a llegar los 'pedigüeños' a la Plaza y continúan pidiendo hasta la noche. / PALMA/
A partir de la una de la tarde comienzan a llegar los 'pedigüeños' a la Plaza y continúan pidiendo hasta la noche. / PALMA

Están cansados de tener que llamar un día y otro también a la Policía Local para resolver los conflictos que se dan en sus locales. Por ello, los hosteleros de la Plaza Mayor han solicitado al edil de Interior, Francisco Martín, una solución definitiva para los 'pedigüeños'.

«Siempre los ha habido, es cierto, pero su número ha crecido de forma importante desde el verano y la situación ya es insostenible», aseguró ayer uno de los hosteleros afectados.

Su opinión es compartida por el resto de empresarios de la Plaza Mayor, seis de los cuales han mantenido un encuentro con Francisco Martín. Y es que es más allá del incremento numérico, lo que preocupa a los hosteleros es no sólo la insistencia de los vagabundos que frecuentan la Plaza, «sino la forma en que tienen de pedir, porque no se van si se les dice que no, porque insisten e insisten y se encaran si no les das, o les das poco o pretendes echarlos del establecimiento».

Entonces es cuando los agentes de la Policía Local tienen que intervenir y poner fin al conflicto de turno, «aunque sólo sea por un rato». Por ello, éste es otro de los aspectos que empeoran aún un poco más la situación, «puesto que no se puede hacer más y ese mismo día, o al día siguiente, de nuevo están los pedigüeños otra vez».

Nuevas brigadas

Una vigilancia constante en la zona centro, «que se prolongue durante las 24 horas de cada día», es lo que formalmente han solicitado los hosteleros de la Plaza al concejal de Interior en la reunión mantenida con él.

La única medida, su juicio, que resolvería la situación en que se encuentran los negocios del centro, con la que se evitarían los conflictos con los 'pedigüeños' y con la que «no se estaría perjudicando la importante labor que se está haciendo en el sector turístico».

Los hosteleros consideran que si bien es cierto que llegan más turistas, que la ciudad está creciendo en este importante sector y que ello está suponiendo un beneficio para el conjunto de la capital de Jerte, «los vagabundos no sólo afean la imagen de la zona monumental, sino que, por encima de todo, molestan». A sus constantes peticiones tienen que hacer frente los turistas, «casi las tienen que ir sorteando mientras visitan el casco histórico y tienen que enfrentarse a ellas, directamente, si optan por sentarse en alguna terraza de la Plaza Mayor».

Una situación, reiteran los afectados, que es insostenible y que debe llegar a su fin con la entrada en servicio de las nuevas brigadas de policías locales prometidas por el equipo de gobierno. Nuevas brigadas que son posible tras la incorporación de siete agentes a la plantilla local. «Brigadas, por eso, que además de llegar a los barrios, nosotros hemos pedido que estén en el centro, no sólo para que nos ayuden a resolver el conflicto que tenemos, sino también como apoyo a los turistas, que siempre encuentren a una pareja de policías locales a los que poder recurrir para resolver sus dudas y problemas», han propuesto los empresarios.

Más denuncias

El concejal de Interior aceptó de buen grado sus quejas y reivindicaciones y se comprometió a la puesta en marcha de las brigadas de barrios y centro. Pero Francisco Martín también pidió a los hosteleros que denuncien en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Algo que algunos de ellos ya han hecho y que todos harán en un futuro inmediato cada vez que tengan que recurrir a los agentes para resolver sus conflictos. «Al parecer, aunque la situación es compleja, se puede avanzar más en la solución si denunciamos», agregaron los hosteleros y corroboró ayer el concejal socialista.

Resolver la situación también es un deseo del público, de los clientes de los negocios de la Plaza, de los bares y del resto porque, a fin de cuentas, ellos son el objetivo de los 'pedigüeños'. «Molestan, incomodan y hasta intimidan porque ahora ya te insultan si no les das dinero».

Los hosteleros y el edil de Interior se volverán a reunir en dos meses para comprobar los avances o, de lo contrario, acordar nuevas soluciones.

Por otro lado, varios comerciantes de la zona centro han presentado denuncia policial por los robos de ropa que están cometiendo en sus tiendas una pareja de toxicómanos. La calle del Sol es su principal campo de actuación, hasta el punto de que en lo que va de semana se han llevado prendas de al menos cuatro establecimientos, llegándose a enfrentar de manera agresiva con sus responsables cuando les pidieron que devolvieran lo sustraído. Al parecer, quitan con especial habilidad los precintos de seguridad de la mercancía que después intentan vender en la calles.

Fotos

Vídeos