Briatore confirma la oferta a Alonso

«Estaríamos encantados de que volviera a Renault cuando quede libre de McLaren. Se lo dije, sería estúpido negarlo»

JOSÉ CARLOS CARABIAS
Fernando Alonso dice que puede seguir un año más en McLaren sin problema y lucharía de nuevo con Hamilton por el título. / REUTERS/
Fernando Alonso dice que puede seguir un año más en McLaren sin problema y lucharía de nuevo con Hamilton por el título. / REUTERS

Los pilotos de Fórmula 1 no utilizan las victorias para pedir aumentos de sueldo, al estilo de los futbolistas con los goles. Reclaman más parcelas de poder. Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Japón, saborea ya el título y mientras su padre Anthony apelaba a la prudencia, él exigía más galones en McLaren. Ya juega al ataque. En la línea de sus declaraciones a la Prensa inglesa durante la última semana - «Alonso no es la persona que imaginaba», «en McLaren ya saben con quien gastan su dinero»-, añadió una más: «Espero que Fernando no siga aquí».

Y es probable que no siga. Aunque en la Fórmula 1 dos y dos no son cuatro, las palabras no se las lleva el viento. Nadie regala frases porque sí. Y menos que nadie un perro viejo como Flavio Briatore. El 'capo' de Renault confirmó ayer en declaraciones al diario deportivo italiano 'La Gazzetta dello Sport' la noticia que adelantó ABC el pasado 8 de septiembre. Renault ha realizado una oferta a Fernando Alonso. «Le dije a Fernando que en el momento en que quede libre de McLaren estaríamos encantados de volver a encontrarnos. Sería estúpido negarlo». Una autopista azul para el asturiano en los tiempos que corren.

Briatore no se muerde la lengua. Y barre para casa. «Después de la experiencia en McLaren, Alonso se lo pensará 27 veces antes de optar por otras vías en nuevos equipos y seguro que considera el hecho de que Ferrari tiene dos buenos pilotos. Tendría que pensar si es positivo para él compartir equipo con Raikkonen... Los tiempos en que una escudería podía tener dos pilotos muy fuertes han pasado. Ahora es importante que quede claro quién es el número uno y quién el dos, o corres el riesgo de desestabilizar el equipo».

Ex patrón, pero amigo del español, no alberga dudas sobre quién tiene la responsabilidad en la 'guerra' que se ha desatado en McLaren. «Si antes de firmar a Alonso le hubieran dicho que no iba a tener ninguna clase de ventajas, él no se hubiera ido. Si tú fichas a un campeón del mundo debes darle el número uno en el estatus».

Incluso, Briatore se atreve a, con ironía, hablar del jefe de McLaren. «Ron Dennis ha demostrado repetidas veces que es un gran director de pilotos, sobre todo latinos. Ya tuvo problemas con Senna y Montoya, y ahora con Alonso. Ha debido perder el manual de instrucciones. O probablemente no estudió Latín en el colegio».

No entrar al trapo

Y mientras, camino de China -parada y fonda en Tokio hasta el miércoles-, Alonso permaneció en su estrategia reciente, la que ha enseñado en Japón. Cautela, no entrar al trapo de Hamilton y sus declaraciones provocativas, aunque sus instintos le pidan lo contrario. «A mí nunca me ha dicho nada de estas cosas. Y nunca le he oído decir eso. Si no estamos juntos será porque me puedo ir a otro buen coche. Si no, seguiré en McLaren, y el año que viene volveremos a tener otra bonita lucha por el campeonato», aseguró con sorna en la Ser.

Unidos en plan batalla colonial, los medios escritos ingleses han ido deslizando paulatinamente las manifestaciones que realizó el pasado jueves Lewis Hamilton. Un titular agresivo un día. Y al siguiente, otro más. Y así sucesivamente como método de presión para favorecer a Hamilton y perjudicar a Alonso. Algo impensable entre los medios de comunicación españoles.

Un cambio importante

Sin descartar el milagro de Shanghai, Alonso valoró sus posibilidades de futuro: «Puedo seguir un año más en McLaren sin problemas. Tomarme un año sabático no entra en mis planes. Quiero correr al cien por cien como sea. Me gusta correr y en 2008 habrá un cambio de reglamento importante, se quita el control de tracción, las ayudas electrónicas y es importante adaptarse a esas novedades. Serán coches más difíciles de conducir. ¿Ferrari? No tengo noticias de ellos. Leí lo que dijo su jefe, pero Raikkonen y Massa tienen contrato en vigor. No entra en mis planes correr en Ferrari en 2008».

Un detalle que Alonso zanja de forma categórica es la posibilidad de no disputar el Mundial 2008, retirarse temporalmente de la F-1, o simplemente cobrar su sueldo de McLaren sentado en el banquillo. «No lo haré -dice el ovetense-. Los coches de la próxima temporada serán más difÌciles de conducir y no puedo estar un año sin correr. Un coche sin control de tracción y ochocientos caballos... Aparte que también cambiará el sistema de reparto de frenadas. Se verán carreras con muchos más blocajes de neumáticos, más salidas de pista. Es importante el cambio y más difÌcil para todos. Los buenos seguirán arriba y los menos buenos, más abajo, pero todos tenemos que acostumbrarnos».