Más que una flor

El factor suerte ha sido una variable determinante en el estrellato de Hamilton

J. M. CORTIZAS

En la Fórmula 1 hay cabida para todo tipo de argumentos, de pensamientos. Huelga decir que también tienen espacio los análisis más variopintos. Y, por sus puesto, las sospechas. Ya nadie frunce el ceño cuando el factor suerte se introduce en el mundo del deporte como una variable más, muchas veces decisiva. La sublimación de la velocidad no escapa a los designios de la diosa Fortuna, que este año parece haber acogido en su seno a Lewis Hamilton.

Todo apunta a que el piloto inglés de McLaren se proclamará campeón en su año de debut en la máxima competición. Como en todo calendario, la regularidad es un juez insobornable. Claro que hay algunos peros que a nadie se le escapan.

Y es que el cachorro de Ron Dennis tiene toda la pinta de haber llegado a un pacto con el diablo. No se sabe los réditos que deberá abonar en el futuro, pero la magia ya ha funcionado. Es un grandísimo piloto. Seguro que un campeón con todo merecimiento. Pero hablando de flores, más que una, ha tenido un ramo.

MÓNACO

Auto de choque

Aún daba muestras de ser un imberbe en el 'circo' sobre ruedas, pese a que no se había bajado del podio. Su primera experiencia en la F-1 en Mónaco concluyó con un adelanto de lo que se plasmaría más tarde -ambición desmedida, propia de un campeón-. Acosó a Alonso, pero lo más destacable es que reconoció al concluir la carrera que había guiado un auto de choque. Tuvo varios toques con los guarda-raíles y lejos de quedarse varado, concluyó las vueltas con su McLaren marcado por los laterales y la parte delantera.

CANADÁ

Un 'safety car' milagroso

El accidente de Robert Kubica también tuvo su incidencia en la carrera. La irrupción del 'safety car' minimizó los riesgos de que Hamilton perdiera el liderato. le llegó cuando más lo necesitaba.

ALEMANIA

Accidente sin consecuencias

No descabalgó del podio hasta que un accidente le relegó al último puesto en Nurburgring. El percance, no obstante, fue de tal seriedad que resultó milagroso que no se tradujera en daños físicos para el piloto inglés. No se perdió la carrera y en ella fue rescatado de la grava de la primera curva por una solícita grúa en una imagen sin precedentes.

HUNGRÍA

'Pole' por decreto

Sin ser el más rápido en la calificación, partió desde la 'pole' por la sanción que retrasó a Alonso al quinto puesto.

TURQUÍA

Pinchazo junto al taller

Ya lo querrían para sí todos los automovilistas. Pinchar cerca de un taller. Hamilton se quedó sin un neumático cerca de la entrada en 'boxes' y no dañó irremisiblemente su monoplaza.

ITALIA, BÉLGICA Y JAPÓN

Toques sin consecuencias

En Monza y Fuji con Massa y Kubica, con salida de pista en el lote, y en Spa con Alonso en la salida. Lo que para otros ha sido sinónimo de abandono, se ha saldado sin consecuencias en su caso. Además, ayer, el 'safety' también le restó el factor riesgo y el acoso que conlleva cualquier salida normal.