Perú anuncia la «segunda fase» en las labores de emergencia

Arriba al país un avión español con cien toneladas de ayuda humanitaria

AGENCIAS |LIMA
Perú anuncia la «segunda fase» en las labores de emergencia

El presidente de la República, Alan García, ha anunciado hoy el inicio de una "segunda fase" en las labores de emergencia tras el terremoto del pasado miércoles y orientada especialmente a la ciudad de Pisco, con el objetivo de mantener del orden, asegurar el flujo de alimentos y agua potable así como la limpieza de escombros.

"Habiendo terminado en los primeros dos días lo urgente dentro de la emergencia que era rescatar los cuerpos y transferir a los heridos, hemos entrado en la segunda fase del trabajo", ha precisado García en conferencia de prensa.

El mandatario ha explicado que para mantener el orden se cuenta con 1.200 efectivos de las Fuerzas Armadas y muchos otros de la Policía Nacional con el objetivo de evitar posibles saqueos u otros incidentes. Con respecto a los alimentos, ha señalado que el Ejecutivo realizó ayer en Lima una recopilación de víveres que estará llegando hoy por aire, mar y tierra a la zona de desastre a fin de que tener garantizado el almacenamiento de productos.

Por otro lado, ha revelado que tras hacer un llamamiento a diferentes empresas e instituciones, espera para mañana, lunes, la llegada a Pisco de más de 50 camiones volquetes, cargadores frontales y retroexcavadoras para remover los escombros. "Con esto vamos a cumplir el objetivo de limpiar la ciudad y sacar todo el desmonte proveniente del terremoto", ha agregado.

Llegan cien toneladas de ayuda humanitaria desde España

El avión fletado por el Gobierno español con cien toneladas de ayuda humanitaria para los damnificados del terremoto llegó a Lima tras desviar su destino de aterrizaje, que en principio estaba previsto fuera la ciudad de Pisco. El material donado está compuesto por un Hospital de Campaña y un puesto médico totalmente equipados

El aparato, en el que además viajan 11 técnicos especialistas en rescate de personas, arribó al aeropuerto Jorge Chávez de la capital peruana a las 21.15 horas del sábado (02.15 GMT del domingo). Al pie de la escalerilla del avión esperaban el primer ministro peruano, Jorge del Castillo, el titular de Relaciones Exteriores, Jose Antonio García Belaúnde, y el embajador de España en Lima, Julio Albi de la Cuesta.

Asimismo han llegado cuatro equipos traumatólogos, pediátricos y de atención de emergencias, además de una gran cantidad de material sanitario, medicinas, tiendas de campaña familiares, 1.300 colchones y 6.000 mantas. También incluye 13 grupos electrógenos, tres generadores y equipos de informática y comunicaciones.

El terremoto, de ocho grados en la escala de Richter, ha dejado por el momento alrededor de 500 muertos, 1.500 heridos y más de 80.000 damnificados, la gran mayoría en las ciudades de Ica, Pisco y Chincha, todas ellas al sur de Lima.