La sequía redujo un 20% los intercambios de electricidad Extremadura-Portugal

La entrada de energía desde Alqueva baja un 40% debido a la falta de agua a lo largo del año pasado

La sequía padecida hasta octubre pasado ha hecho que se resienta la producción de energía eléctrica en los saltos de agua y que retrocedan los intercambios Extremadura- Portugal en casi un 20%, con una caída aún más destacada del 36% en la aportación del embalse de Alqueva al mercado ibérico de la electricidad. Frente a una aportación de 1.650 gigavatios/hora registrada en el año 2005, el año pasado el gran pantano del Alentejo inyectó al sistema eléctrico español sólo 1.059 gigavatios, 591 menos, según el avance del informe El sistema eléctrico español 2006 de la Red Eléctrica de España. En conjunto el trasiego de energía eléctrica entre Extremadura y Portugal ha ascendido durante 2006 a 2.559 gigavatios, de los que 2.112 han sido en dirección a España y 447 con rumbo al país vecino. Se han movido 586 gigavatios menos, una reducción del 18,6% respecto a los registrados el anterior año 2005, en el que entraron en Extremadura 2.768 mientras que hacia Portugal el envío fue de 377.

Tres líneas

Los intercambios internacionales de energía España-Portugal se producen en Extremadura por medio de tres líneas la más importante de las cuales estaba siendo hasta el año pasado la de 400 kilovoltios inaugurada en el 2004 entre Alqueva y la subestación de Balboa (Jerez de los Caballeros). Por esa línea han entrado en el reciente 2006 un total de los 1.059 gigavatios citados hacia España, mientras que desde Balboa se enviaron 102 a Portugal; la reducción en la producción de Alqueva hizo que la línea se viera superada en el tráfico total por la existente entre Falagueira (Portugal) y el embalse de Cedillo (Cáceres), con un suministro hacia España de 1.053 gigavatios y de 194 en sentido contrario. Existe una tercera línea demenor potencia, 66 kilovoltios, entre Badajoz y Elvas por la que no entró nada en España (suele ser habitual) y salieron 151 gigavatios/ hora en el 2006 recién terminado. Pese a este problema coyuntural debido a la sequía, la línea desde Alqueva hasta Balboa y Brovales continúa siendo el tercer punto en importancia de penetración de electricidad en España, superado sólo por dos líneas pirenaicas tendidas entre Francia y Barcelona y Guipúzcoa, que inyectaron el año pasado respectivamente 3.107 y 2.050 gigavatios al sistema peninsular ibérico. En sentido contrario, de exportaciónde energía desde España, la línea más importante sigue siendo la gallego-lusa de Cartelle-Lindoso, por la que entraron el año pasado en Portugal 6.176 gigavatios/ hora (GWh), con destino a las zonas industriales y superpobladas del norte de ese país.

El balance

Una vez más, y es el tercer año consecutivo que sucede, España ha obtenido un resultado positivo exportador en sus intercambios energéticos con Portugal, Francia, Andorra y Marruecos. El superávit en el 2006 ha sido de 3.303 gigavatios/hora. Con Francia el balance es negativo, les compramos más electricidad de las que les vendemos (4.520 GWh de diferencia), pero no así con Andorra, Marruecos y Portugal. El supérativ con este último ha sido de 5.628 gigavatios,

inferior no obstante en 1.200 al año anterior, y también es netamente positivo el balance con Marruecos en 1.972 GWh.

La demanda de electricidad en España sumó el año pasado 252.878 gigavatios, lo que supone un aumento del 3,6% respecto al 2005, menor en dos décimas al registrado en 2005 y que confirma junto a este último un leve freno en el incremento.

Más potencia

Para hacer frente a este consumo creciente, el año pasado el sistema eléctrico español aumentó su potencia instalada en 4.213 megavatios, casi un 6% más, a base fundamentalmente de centrales de ciclo combinado y de parques de energía eólica. El último trimestre lluvioso del año, especialmente octubre y noviembre, ha permitido una recuperación final de la producción hidroeléctrica que ha concluido 2006 con 24.761 GWh, un 29% más que 2005 que fue el peor ejercicio de los últimos años. La energía producible con el agua embalsada duplica a 31 de diciembre pasado la del año anterior (roza los 24.000 gigavatios) ya que los pantanos españoles presentan una media de llenado del 61,6% frente al 37,1% de finales de

2005. El informe de Red Eléctrica Española hace mención de las nuevas instalaciones de Extremadura puestas en marcha el año pasado como son la línea de transporte de 400 kilovoltios Balboa- Brovales (dos circuitos, 500 metros), la subestación de Brovales y sobre todo los 41,9 kilómetros de la nueva línea de 220 kV entre las subestaciones de Mérida y Alvarado.