El villanovense Diego González presenta su tercera novela

Diego González durante la presentación de su novela. :: f. h./
Diego González durante la presentación de su novela. :: f. h.

Se titula 'Cosas que no están' y narra una historia cruda sobre personajes perdedores

FRAN HORRILLO

El periodista villanovense, Diego González, presentaba esta semana en un acto celebrado en La Jabonera de Villanueva de la Serena su libro de relatos 'Cosas que no están'. Se trata de su tercera novela corta, que encierra una historia que, a priori, atrae al lector: «Llevaba tiempo dando vueltas a una historia sobre personajes perdedores, que están destinados a encontrarse por necesidad vital, para liberarse de su pasado, y salió 'Cosas que no están', que al final es una historia de ausencias y necesidades. Unos personajes en los que también se mezcla la violencia y el amor hasta desdibujar la frontera que nos hace ser malos o buenos».

Un relato ambientado en México y que tiene su explicación, como apunta el autor: «Es la historia de un secuestro de dos mujeres y pensé que el mejor escenario posible era México. Quería que el personaje principal, una chica española, se enfrentara a una situación que allí es habitual, desde la perspectiva de un occidental. Un secuestro es crudo. Y más en México, en donde se ha convertido en una industria, en una sociedad que está acostumbrada a convivir con la violencia. El pasado año se contabilizaron cerca de 10.400 secuestros, lo que supone una media de uno cada cinco horas. Pero es que solo se denuncia el 1%, es decir, la cifra supera los 100.000 secuestros anuales. Hay un dato demoledor: seis de cada diez secuestrados son ejecutados. A todo eso se enfrenta la protagonista de 'Cosas que no están', a la que han secuestrado junto a su pareja, otra mujer, en un país también en el que cerca de 700 mujeres desaparecen cada año».

Lo cierto es que los lectores ya pueden tener entre sus manos este libro, de 68 páginas, que como reconoce tardó unos meses en alumbrar: «Posiblemente el proceso más largo fue el de documentación. Leí mucho sobre secuestros en México y los lugares en los que quería ambientar el relato. Luego la historia salió rápida porque ya la tenía en la cabeza. Eso sí, hice varios cambios durante el proceso de escritura. También al final. Decidí comenzar como quería terminar, pero eso suele pasarme a menudo».

Diego González es licenciado en Ciencias de la Información y diplomado en Dirección Cinematográfica y Guion. En la actualidad trabaja como guionista y productor de contenidos audiovisuales. Ha publicado las novelas 'La importancia de que las abejas bailen' (Premio Felipe Trigo de Narración corta) y 'Planes para no estar muerto', de la que se agotaron las dos primeras ediciones y que le valió para que la nueva editorial, De la Luna Libros, le diera la oportunidad para publicar su tercera novela.

Pese a su polivalencia y su versatilidad, este villanovense tiene claro cómo quiere que le reconozcan: «Soy periodista, me gusta contar historias. El formato o el soporte tan solo es un instrumento para hacerlo. Novela, poesía, cine, documental. me encuentro cómodo en todos, intento adaptar la historia. Pero soy y me siento periodista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos