La Policía Local de Villanueva renueva sus dos motocicletas tras una década de servicio

Presentación ayer de las nuevas motos de la Policía Local. :: f. h./
Presentación ayer de las nuevas motos de la Policía Local. :: f. h.

FRAN HORRILLO

Los agentes de la Policía Local de Villanueva de la Serena cuentan desde ayer martes con dos nuevos vehículos. En concreto se trata de dos motocicletas, que sustituirán a las que tenía la plantilla, que databan de 2008 y que han acumulado unos 120.000 kilómetros cada una.

Hay que recordar que la plantilla cuenta con la unidad de motos desde el 2000, lo que permite realizar servicios en el casco urbano con gran agilidad y rapidez; pues con ellas pueden acceder a todo tipo de vías y lugares con más facilidad que los turismos y furgonetas policiales.

Otra de las ventajas es que, en caso de accidentes y emergencias, se puede llegar a cualquier lugar pudiendo intervenir mucho más rápido y ayudar o seguir a las personas en cualquier situación.

Estos dos nuevos vehículos los presentó ayer el alcalde Miguel Ángel Gallardo, destacando la apuesta que se hace «por mejorar la calidad de la prestación del servicio a los ciudadanos, al tiempo que se mejoran las condiciones de trabajo de los agentes de la Policía Local».

En esta ocasión, al contrario de lo que sucede con los coches, que se adquieren por el sistema de renting por periodos de cuatro años, las motocicletas se han comprado, en este caso a la empresa local Motosprint, por un importe de 13.000 euros.

La compra se debe, explica el alcalde, a que este tipo de vehículos no están funcionando las 24 horas del día, como sucede con los coches. Las motos se utilizan para servicios puntuales y son solo diez agentes de la plantilla los que están preparados para la conducción de éstas.

En cuanto a las características de las dos motocicletas, el jefe de la Policía Local, Pedro Calderón, apunta que destacan los sistemas de seguridad que incorporan, lo que hace una conducción más segura y que permite una mejor manejabilidad del vehículo policial. Son vehículos con una cilindrada de 300 c.c. y su diseño es cómodo y permite una fácil conducción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos