La Reina se muestra en Villanueva sensible ante las enfermedades raras

Doña Letizia, con jóvenes asistentes al congreso de Villanueva y autoridades:: / Brígido

Doña Letizia realizó este jueves una visita fugaz a Villanueva de la Serena, donde inauguró un congreso educativo

Fran Horrillo
FRAN HORRILLO

Apenas dos horas y media estuvo este jueves Doña Letizia en Villanueva de la Serena. Una visita fugaz en la que no hizo declaraciones, pero en la que sí se mostró cercana con los más jóvenes y en la que pudo escuchar, de boca de los familiares más directos, los retos que tienen por delante los niños con enfermedades raras.

Y es que el motivo de la presencia de la Reina en el instituto de secundaria Pedro de Valdivia de Villanueva no era otro que el de presidir e inaugurar el V Congreso Educativo sobre Enfermedades Raras.

Organizado por la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), este congreso tenía como objetivo «dar visibilidad a distintas iniciativas enmarcadas en el proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado con enfermedades poco frecuentes, con especial atención en el ámbito rural».

Doña Letizia llegó a Villanueva en helicóptero, que aterrizó en el estadio municipal Villanovense. De ahí, y en coche oficial, llegó al instituto en torno a las 11.15, donde tras saludar a las autoridades presentes, encabezadas por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, compartió un café con los asistentes al citado congreso.

Su indumentaria, con un chaleco blanco de corte recto con cierre abotonado, combinado con unos leggins de cuero negro y zapato plano, llamó la atención por desenfadada y moderna.

Posteriormente se trasladó al salón de actos, donde tras la bienvenida del alcalde, Miguel Ángel Gallardo, y del presidente de FEDER, Juan Carrión, escuchó con atención la experiencia personal de tres madres de niños con enfermedades poco frecuentes: María, Pablo y Aarón.

Raquel, madre de María, una niña con síndrome de Idic15, reconoció que «sólo desde la sensibilización se obtiene la normalización». Como dijo, «el compromiso de los docentes con alumnos con enfermedades raras está por encima de las metodologías» y eso, en su caso, hace que María «sea una niña muy feliz».

La Reina se fotografía con el público::
La Reina se fotografía con el público:: / BRÍGIDO

Silvia, madre de Pablo, un niño de 6 años con una encefalopatía epiléptica a la espera de diagnóstico, dio a conocer el grupo de apoyo y el método colaborativo con el que se ha logrado integrar a su hijo en el colegio del pequeño pueblo sevillano de El Coronil. Afirmó que «Pablo ha unido a todo un pueblo, a través de su fuerza y su lucha».

Sanidad y educación

Por último, Sonia, madre de Aaron, un niño de 7 años en busca de diagnóstico, puso en valor la necesidad de reforzar la coordinación entre sanidad y educación como fórmula para garantizar la inclusión. En su caso así se ha hecho, e incluso la Junta de Extremadura le ha ofrecido una casa en Don Benito, para evitar desplazamientos desde su población y así su atención sea más integral.

Doña Letizia no intervino, pero su compromiso y sensibilización con este problema aparecía en los dípticos que se repartieron a la entrada. «Tres millones de personas con enfermedades de baja frecuencia son muchas personas. Pero daría igual que fuerais pocos. La atención y el compromiso deben ser los mismos». Una cita de la Reina, coronada con dedicatoria y su firma.

Se llevó como recuerdo el catálogo de una exposición en la Asamblea sobre su aniversario de boda

Tras el acto, la reina Letizia visitó el aula donde se imparte un ciclo superior de Educación Infantil, y allí escuchó a Laura Bernal, embajadora de las personas con enfermedades raras, que desde su silla de ruedas le contó su «difícil» día a día en el instituto de Salamanca donde estudia. A su marcha, saludó a los alumnos del instituto, con quienes se mostró cercana, compartiendo con algunos charlas y accediendo a todos los 'selfies' que le pidieron.

En este último paseillo, uno de los profesores del instituto, Eduardo Acero, le entregó el catálogo de una exposición que bajo el título 'Felicidades' se presentó en la Asamblea de Extremadura en 2005, con motivo el primer aniversario de la boda de los hoy Reyes. Una muestra con instantáneas dibujadas por la pintora extremeña María José Pizarro, y cuyo escrito de presentación hizo Acero. Un regalo que le encantó a la Reina y que se llevó como recuerdo de Villanueva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos