Éxito de participación en la clausura de la Escuela de Golf Adaptado de Villanueva

Momento del torneo de clausura del golf adaptado. :: f. h./
Momento del torneo de clausura del golf adaptado. :: f. h.

FRAN HORRILLO

El pasado fin de semana se llevó a cabo, un año más, la clausura de la Escuela de Golf Adaptado en el campo de golf municipal Quinto Coto de Viillanueva de la Serena, con éxito de participación. Estuvo organizado por el Ayuntamiento villanovense, el colectivo Inclusives y la Federación Extremeña de Golf. En él, participaron un total de 26 jugadores de todos los centros de Inclusives, otros 6 alumnos de la Escuela Infantil de Golf y 6 golfistas amateur de la Federación Extremeña de Golf. Entre todos formaron equipos mixtos, completando así un excelente tándem.

La escuela cerró su actividad con un torneo que se jugó a 9 hoyos y disfrutaron de una jornada deportiva e inclusiva en la que estuvieron acompañados por un numeroso público que asistió y estuvo presente en el evento.

Al finalizar la jornada, alrededor de 80 personas se trasladaron hasta las instalaciones de Inclusives de Villanueva de la Serena donde se procedió a la entrega de medallas a todos los participantes que tomaron parte en la iniciativa.

Todos destacaron el buen ambiente generado no solo entre los participantes sino también con los acompañantes, demostrando una vez más que el deporte, más allá de la competición, hace posible la inclusión social.

La Escuela de Golf Adaptado de Villanueva se creó hace cuatro años gracias al convenio firmado entre Inclusives y la Federación Extremeña de Golf, que cuenta con una escuela adaptada con profesionales con preparación específica para esta actividad.

Entre 16 y 22 años

En ella participan una veintena de personas entre 16 y 22 años de los distintos centros de Inclusives que desarrollan este deporte gracias al convenio entre dicha federación y el Ayuntamiento de Villanueva, mediante el cual la Administración local cede de una manera altruista las instalaciones y el material necesario.

Aparte de los beneficios ya conocidos que aporta cualquier deporte, el golf, al ser un deporte de coordinación, es un gran reto para los jugadores con discapacidad.

Ejercitar el 'swing' potencia la capacidad de concentración de los jugadores con discapacidad intelectual, mientras que para los jugadores con problemas físicos, la repetición de movimientos una y otra vez, crea una disciplina y una memoria muscular muy beneficiosa para otras facetas del desarrollo de la persona. Unos beneficios que llevan recibiendo los participantes de esta escuela adaptada desde hace ya cuatro años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos