La ejecución del polígono de la carretera de Guadalupe se hará por gestión directa

FRAN HORRILLO

Con los votos favorables del Gobierno y la abstención de PP e IU, se desestimó en el pleno del pasado viernes en Villanueva de la Serena la consulta de viabilidad realizada por varios propietarios, una agrupación de interés urbanístico (AIU), de terrenos de la carretera de Guadalupe y que están afectados por lo que será el futuro polígono industrial.

En concreto, en esta zona se establecen seis sectores, tal como se recoge en el Plan General Municipal, y que es prioridad uno.

En concreto, al pleno se llevó la consulta de viabilidad de la transformación urbanizadora de los terrenos del sector 'Carretera de Guadalupe 1- S.I. 1.2 (o), presentada por don Manuel de las Heras Fernández, en representación de esta agrupación de interés urbanístico.

Estos propietarios, que representan el 58% de la propiedad, han hecho esta propuesta «dejando fuera al Ayuntamiento, con más del 14% de terrenos, y al resto de propietarios». El gobierno, amparándose en un informe técnico, justifica que no se acepta la viabilidad «porque se alarga el plazo, en concreto se triplica, y además no está garantizado el pago de las actuaciones que hay que ejecutar, entre otras razones», como indica la portavoz, María Lozano.

El sistema elegido será público, de gestión directa y por cooperación, dice Lozano. Con este sistema, explica la portavoz, «no solo se ahorran costes, ya que el Ayuntamiento con sus medios técnicos ha redactado el programa de ejecución y el proyecto de urbanización, sino que además en el plazo de 14 meses será una realidad». A ello se suma, añade, el que el Ayuntamiento «asume los impagos y aunque sea tarde, se garantiza el cobro de los costes y la ejecución como ocurrió en su día con avenida de los Deportes».

Acuerdo

En este sentido, el alcalde añade que desde el Gobierno «estamos abiertos a cualquier acuerdo, pero no a que se pueda paralizar un polígono que es esencial para Villanueva de la Serena, y es una prioridad absoluta porque pone a disposición suelo industrial a dos minutos del casco urbano». Un polígono -subraya- que además contará con un centro comarcal de transporte que construirá la Junta de Extremadura.

Para los dos grupos de la oposición, el informe que desestima la viabilidad no da las suficientes razones objetivas técnicas y puede haber algún conflicto futuro que paralice la actuación.

El portavoz del PP, Manuel Lozano, apuntó que consideran que la información técnica que se aporta en el expediente «no es suficiente y los informes técnicos, tanto del arquitecto como del asesor jurídico, no pueden tener apreciaciones, suposiciones o valoraciones que pueden cumplirse o no».

Por su parte, la portavoz de IU, Encarna Muñoz, también criticó las presuposiciones que contiene el informe, al tiempo que dijo que «la justificación de dotar a la localidad de suelo industrial cercano debe demostrarse con datos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos