Cultura desde Villanueva al corazón de Extremadura

El Ballet Folklórico y la Banda del Nazareno tomaron protagonismo en los actos de celebración del día de la comunidad

FRAN HORRILLO

villanueva de la serena. Villanueva de la Serena exportó cultura hasta el corazón de Extremadura justo en la fecha más brillante del calendario regional. Y es que de cara a los actos institucionales del 8 de septiembre, ese día en el que todo extremeño manifiesta su orgullo de pertenencia a esta comunidad autónoma, la localidad villanovense pudo presumir de dos embajadores culturales excepcionales, que con sus actuaciones dejaron el pabellón bien alto.

Por un lado, el Ballet Folklórico de Extremadura que, aunque tiene rango y ámbito regional, a nadie se le escapa que su sede radica en Villanueva de la Serena, ciudad donde estuvo su germen de la mano de otro villanovense polifacético: Eduardo Acero.

Precisamente, el espectáculo 'Aire de Danza', del Ballet Folklórico de Extremadura, llenó de emoción a un abarrotado Teatro Romano de Mérida, en el acto de entrega de medallas del Día de Extremadura que tuvo lugar el 7 de septiembre. Una noche especial, en un lugar mágico.

Por si esto no fuera poco, los integrantes de la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Villanueva de la Serena, cumplieron el Día de Extremadura un nuevo sueño, al ser los encargados de poner los sones musicales a la procesión claustral de la Virgen de Guadalupe, en el Real Monasterio.

Días después, los integrantes de ambos colectivos siguen asimilando los sentimientos y sensaciones que les dejaron estas actuaciones en marcos incomparables. Unas citas que ya colocan en lo más alto de su podio artístico.

En el caso de la actuación del Ballet Folklórico de Extremadura, su director, Eduardo Acero, precisa que «la idea de que el ballet representara 'Aire de danza' en el teatro romano de Mérida, dentro del acto conmemorativo del Día de Extremadura, fue una propuesta que me hizo personalmente el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara. Y con enorme honor, responsabilidad e ilusión accedí a su propuesta».

Como admite, llevar al escenario del teatro romano 'Aire de danza' «no ha sido muy complejo, porque el espectáculo no ha sufrido adaptación alguna en lo que se refiere a secuencias o escenas». No obstante, en lo que se refiere al diseño de iluminación si tuvieron que hacer un nuevo trabajo porque el marco lo requería. «La escenografía natural del teatro es de tal magnitud, con sus altas columnas y majestuosas estatuas, que cuando pisas el escenario y es lo único que te respalda, te sientes tan ínfimo que esa misma sensación te hace crecer y crecer ante un público que se planta ante ti, de frente, como una pantalla. Todo ello en un espacio abierto y de noche, por lo que actuar allí se convierte en algo único. Llevar una obra al teatro romano es cumplir un sueño», afirma Acero que, además, tuvo un 'reencuentro' muy especial.

«Orgulloso»

«Me siento muy orgulloso de tener una obra permanente en este espacio desde junio de 2008, la estatua dedicada a Margarita Xirgú. Por ello, pisar el escenario con una obra de danza de mi autoría y ver que en la prolongación de la escena se levanta una obra escultórica mía, me proporcionó algo más que emoción, plenitud, magia, recuerdos... Se me venía a la cabeza alguna de las enseñanzas de mi añorado amigo Santiago Castelo cuando, con frecuencia hablaba de los círculos de la vida», afirma Acero.

Para el director del Ballet Folklórico de Extremadura «la experiencia para todo el elenco ha sido inolvidable, pues estar allí a solas bajo la luz de la luna no tenía parangón, y no queríamos que tuviera fin». Respecto a la acogida del espectáculo, asegura que «es un trabajo creativo y personal que puede gustar o no, aunque en definitiva es una apuesta por trabajar el folclore de nuestra región con nuevos horizontes». De entre las críticas de gente 'ilustre', Acero se queda con la del diseñador Pepe Reyes, que le aseguró que 'Aire de Danza' «es la mejor manera de que el folclore llegue a todo tipo de generaciones y su esencia siga siendo la misma». Según Reyes, con este montaje «se rompe elegantemente con algunas reglas ancladas en los baúles».

Al día siguiente, el 8 de septiembre, los protagonistas fueron los músicos de la Banda del Nazareno. Uno de sus directores, Alonso Carmona, reconoce que desde que les propusieron y aceptaron el reto de la Comunidad Franciscana de tocar en un día tan especial, se estuvieron preparando a conciencia, con ensayos durante julio y agosto para preparar un repertorio conciso y medido a base de obras marianas. Unas marchas procesionales de un género que por primera vez acompañaría a la Patrona. De entre todas ellas, destacaba la nueva adaptación que realizó el propio Alonso para este género musical del himno 'Augusta Reina de Extremadura'.

En el templete

En este caso, por iniciativa del Prior y Guardián del Monasterio, Fray Antonio Arévalo, la banda se posicionó en el templete mudéjar que preside los jardines del Claustro del Monasterio, a través del cual se desarrolló la propia procesión. No obstante, la banda del Nazareno de Villanueva inició su actuación con un pasacalle partiendo de la 'Fuente de los tres chorros' y atravesando el arco de Sevilla, a modo de bando anunciador de la eucaristía que se iba a celebrar en la propia Basílica.

Durante la procesión, los músicos de la banda se volcaron con su repertorio y, en este caso, la carroza de la Virgen se llegó a girar para saludar a la formación musical. «Fue uno de los momentos más emocionantes para nuestro colectivo», señala Alonso.

En definitiva, fue un día que «a buen seguro se ha grabado en la retina de nuestros componentes y que sin duda pasará a formar parte de la historia de nuestra Banda del Nazareno». No obstante, Alonso tiene clara una cuestión: «Nuestra meta no es ser mejor que nadie, simplemente mejorar día a día, y disfrutar de la música para que el oyente así lo haga también con nosotros. Seguiremos soñando, seguiremos cruzando metas, pero siempre con los pies en el suelo, con humildad y trabajo, y por supuesto, sin olvidar nuestros tres pilares: fe, caridad...y música».

Fotos

Vídeos