Una cruz misionera de 75 años

Cruz misionera. :: f. h./
Cruz misionera. :: f. h.

FRAN H. VILLANUEVA.

Las populares fiestas del barrio de la Cruz del Río, caracterizadas por los numerosos concursos y por la participación de sus vecinos, se cerraron el pasado jueves con la procesión de la Santa Cruz. Sin embargo, estos días ha llamado la atención en la parroquia la presencia de una cruz misionera.

En concreto, como explica el secretario de la hermandad, Pepe Benítez, se trata de «una cruz que estaba deteriorada, olvidada y abandonada en el doblao de una casa que se iba a derribar y que los herederos de Bernabé Hidalgo nos ofrecieron».

Esta cruz misionera estuvo saliendo desde finales de la Guerra Civil hasta 1960, cuando fue sustituida por la actual. «La providencia hizo que esta joya cayera en nuestras manos y desde el 2013 al 2018 hemos estado restaurándola, poco a poco, y este año por fin ha podido ver la luz», agrega Benítez.

Una cruz misionera que se ha podido admirar en la parroquia de la Santa Cruz, durante los días del triduo, y que se ha decidido sacar a la luz tras cumplir 75 años. Tres cuartos de siglo de historia de una cruz que donaron a la comunidad cristiana de Cruz del Río los jesuitas, al carecer ésta de un símbolo para sacar en procesión y que tras la restauración, en la que se implicaron Emilio de la Asunción Pajuelo y Juani Ramos Parejo, ha logrado recuperar su aspecto original.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos